Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ANFABRA reduce un 21% su consumo de energía y un 17% de agua en seis años, en el marco de sus compromisos ambientales

La Asociación Bebidas Refrescantes (ANFABRA) ha elaborado un informe en el que da a conocer los datos de los compromisos medioambientales asumidos por el sector para la década de 2010-2020 que constate que se ha cumplido el 90% de los objetivos, y en el que se destaca que el consumo de energía de las empresas se ha reducido en un 21% y el de agua en un 17% desde 2010 a 2016. Además se ha presentado un dossier que recoge en torno a 30 buenas prácticas implementadas por las empresas.
"Queremos mantenernos como un sector de referencia en la gestión ambiental y nuestra apuesta se traduce en acciones concretas" ha señalado el presidente de la Asociación, John Rigau.
El informe indica que el compromiso de disminuir el consumo de energía en un 20% ya se ha superado, consiguiendo una reducción del 21% en seis años. El consumo energético más relevante del sector es el de electricidad, suponiendo cerca de la mitad del total, seguido por el de gas natural. También se ha reducido el consumo de agua en un 17% en seis años.
Por otro lado, el peso de los envases de refrescos se ha reducido entre un 13 y un 17% en los últimos 16 años, siendo el 100% de los envases reciclables o reutilizables. La Asociación se ha comprometido a seguir avanzando en la reciclabilidad de los envases, para lo que colabora con UNESDA, federación que agrupa a las Asociaciones de Bebidas Refrescantes a nivel europeo.
La organización señala que es prioritario para el sector mantener su compromiso de sostenibilidad, y añade que el 100% de las empresas incluye criterios medioambientales en su política de contratación, con retos de futuro en áreas de cambio climático, economía circular, cadena de valor e información al consumidor y transparencia.