Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AEMET advierte del riesgo de aludes en Picos de Europa

Picos de Europacuatro.com

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso en el que se advierte, durante el fin de semana, de riesgo fuerte de aludes en los Picos de Europa.

Según las previsiones de AEMET, se esperan en las próximas horas, salidas espontáneas de numerosos aludes de nieve reciente, de tamaño mediano y grande, en laderas empinadas de cualquier orientación. Se espera que puedan alcanzar las zonas bajas y puedan producir daños en las infraestructuras y red viaria.
En la orientación sur, el peso de la nieve acumulada podría sobrecargar las placas de viento que quedaron enterradas y la fractura de estas podría propagarse poniendo en movimiento grandes cantidades de nieve. El peligro accidental de provocar un alud teóricamente es también MUY ALTO, si bien se encuentra de momento condicionado por la gran dificultad de acceso, que impide la afluencia de público. Sin embargo, el personal que deba prestar servicio en la zona deberá extremar la prudencia.
Desde la AEMET se indicó que desde el pasado día 2 ha habido nevadas persistentes y copiosas que han acumulado grandes cantidades de nieve reciente, en un ambiente cada vez más frío, superándose en diversos puntos de cotas medias y altas los 50 cm diarios. Se han producido además, tormentas que han descargado granizo o nieve granulada. La cota de nieve ha alcanzado el fondo de los valles provocando el cierre de carreteras y puertos, lo que dificulta seriamente la recogida de datos sobre el estado del manto.
Los espesores totales de la cubierta nivosa se estima que son, por término medio, de 10 a 25 cm entre 250 y 500 metros de altitud, de 150 a 175 cm a 1.000 metros y de 250 a 300 cm a 2.000 metros. En zonas altas existen numerosas placas que se formaron la semana anterior.
En estas condiciones, desde el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se advierte que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales, como el esquí de travesía o la escalada en hielo.