Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AEHVE pide a PP, PSOE y Ciudadanos "un paso al frente" para acabar con la hepatitis C en poblaciones de alto riesgo

La Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) ha solicitado a los grupos parlamentarios de PP, PSOE y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados "un paso al frente" para acabar con la hepatitis C en poblaciones de alto riesgo.
En concreto, el coordinador de la AEHVE, Javier García-Samaniego, ha solicitado a todas las fuerzas políticas con representación en el Parlamento que promuevan, respalden y pidan al Gobierno un plan de eliminación de la hepatitis C en poblaciones de riesgo elevado, como son instituciones penitenciarias y pacientes con adicciones, donde la prevalencia de la infección por VHC es hasta 10 veces superior a la de la población general.
Además, ha insistido en que la extensión del tratamiento a todos los grados de fibrosis, aprobada en el pasado Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), sólo cubrirá sus objetivos si va acompañada de la extensión de programas de cribado que permitan avanzar en el diagnóstico de las personas que están infectadas y no lo saben.
Del mismo modo, el coordinador de AEHV ha pedido que el cribado de la hepatitis C se realice en todos los centros sanitarios, incluyendo Atención Primaria, y en un "único paso". De hecho, en la actualidad los médicos de AP no pueden hacer el diagnóstico, por lo que el paciente debe hacerse más analíticas y pruebas para, posteriormente, ser remitido a un especialista que confirmará si este tiene infección activa, lo que dilata la posible curación del paciente.
"El objetivo de cero hepatitis antes de 2021 es perfectamente factible" en nuestro país si se toman las medidas necesarias. Con más de 79.000 pacientes tratados, España está en condiciones de hacer historia y convertirse en una gran referencia internacional en la eliminación de la hepatitis C, pero para ello, junto a la extensión equitativa del tratamiento antiviral a todos los que lo necesitan, necesitamos atacar a las poblaciones de alto riesgo y sacar a la luz la infección por VHC no diagnosticada, que se estima que alcanza al 35-50 por ciento de los pacientes", ha zanjado García-Samaniego.