Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR: "La contribución de España a la protección internacional de los refugiados ha sido muy limitada"

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Francesca Friz-Prguda, ha afirmado este viernes que "la contribución de España a la protección internacional ha sido muy limitada", no así la de su sociedad, pues más de medio millón de ciudadanos han firmado una petición "lanzando un mensaje muy claro" que "exige a los líderes del mundo y también los españoles salvar vidas, proteger derechos y compartir la responsabilidad de proteger".
En una entrevista con Europa Press, Friz-Prguda, que se encuentra en Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas que arranca este viernes y a la Cumbre de Alto Nivel sobre refugiados que tendrá lugar el lunes, destaca el compromiso de la sociedad española, responsable de más del 50% del millón de firmas que el ACNUR ha recogido en todo el mundo. Firmas que serán entregadas a Ban Ki Moon en la sede de la ONU.
"Obviamente las firmas no son vinculantes para ningún líder político pero significan algo, es la voz de las sociedades civiles del mundo y es mandar un mensaje a esos líderes y al gobierno de España en funciones y a futuro: Tomen acción y no miren a otro lado, que no esté ocurriendo en sus países no significa que no se involucren; comprométanse con asumir esa responsabilidad colectiva. Ese es el mensaje", ha afirmado.
Incide en el peso que tiene para España por haber sido su ciudadanía la más activa en este sentido. "Pensamos que medio millón de firmas sólo en España, de la sociedad civil, es mandar un mensaje muy claro al gobierno entrante y al que está en funciones de que su electorado les pide acción, que se involucren más y que realmente tomen parte mucho más activa en el reparto de responsabilidades", señala Friz-Prguda.
En opinión de la representante del ACNUR, "el papel de España es relativamente fácil" en este sentido, pues no se trata tanto de "lo que diga o haga durante la cumbre", para la que países como Estados Unidos han anunciado mayores esfuerzos en acogida de refugiados, "sino de que cuando haya gobierno se asuma todo lo que quedó pendiente desde noviembre del año pasado", es decir, cumplir los compromisos con la Unión Europea y ensancharlos.
"Se trata realmente de agilizar todo lo que es reasentamiento y reubicación de refugiados y crear vías legales, fiables y seguras para refugiados, como visados humanitarios, una aplicación de la reagrupación familiar más generosa y extendida, porque es la misma gente que se lanza al mar después, y tenemos 7.000 muertos ya en el Mediterráneo. También tenemos pendiente un programa con el Ministerio de Educación sobre becas e iniciativas de patrocinio privado. Son cosas muy concretas, se puede hacer, siempre que se quiera", ha asegurado.
La cumbre que se celebra estos días culminará con la aprobación prevista de la Declaración de Nueva York, un documento no vinculante pero a partir del cual podrían nacer protocolos y marcos de actuación concretos y que dedica dos largos anexos a los migrantes y a los refugiados con objetivo de dar una respuesta estable y solidaria entre Estados al modo en que el mundo gestiona los desplazamientos.
"Lo que el mundo necesita, y lo necesita lo antes posible, es es un mecanismo fiable y previsible sobre cómo organizar e implementar la responsabilidad colectiva de proteger a los refugiados. Eso es lo que el mundo necesita, lo que los refugiados necesitan y lo que los países de primera acogida necesitan. Hasta donde lleguemos de compromiso concreto y vinculante para hacerlo, habrá que verlo", ha señalado.
DECLARACIÓN DE NUEVA YORK
En concreto, la Declaración de Nueva York prepara el camino para el Pacto Mundial de 2018 en materia de migración y refugio introduciendo por primera vez de forma expresa "la obligación de respetar los derechos de migrantes y refugiados" y "el reconocimiento explícito de la responsabilidad colectiva de proteger", conforme explica Friz-Prguda. "Esas son las dos piedras angulares y son muy importantes.
En un momento tan difícil para el mundo, que casi 200 líderes se congreguen y reafirmen la importancia y la aplicación del régimen de protección internacional, la Convención de Ginebra y el Derecho Humanitario cuando el desplazamiento es récord en la Historia Moderna, es políticamente muy relevante", apunta. Se espera que 193 Estados adopten la declaración.
Para el ACNUR, es crucial que "lo antes posible y a más tardar en 2018" se constituya "un marco lo más fiable posible de un mecanismo para compartir la responsabilidad colectiva de los refugiados". "Tenemos 60 millones de mujeres hombres y niños desplazados en el mundo, una cifra récord en la Humanidad, el 86% está en países pobres o vecinos al conflicto y es obvio que estos países no pueden cargar con esta responsabilidad y no es además suya en exclusiva sino algo colectivo", señala.
Insiste en que "los países ricos tienen que hacer muchísimo más para compartir la responsabilidad" y pone como ejemplo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que se ha comprometido a 110.000 plazas adicionales de reasentamiento para 2017. "Esos son los pasos y las medidas que necesitamos. Obviamente esperamos que el futuro gobierno de España reconozca este reto y con más voluntad política que hasta ahora y más liderazgo", ha sentenciado.