Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El socialista Papandreu gana las elecciones en Grecia con mayoría absoluta

Grecia ha dado un voto de castigo a la derecha y el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) de Giorgos Papandreu ha obtenido la mayoría absoluta en las elecciones parlamentarias griegas con un 53 por ciento de los votos escrutados, según el Ministerio del Interior.
El Pasok ha obtenido 159 de los 300 diputados del Parlamento con el 43,6 por ciento de los sufragios y los conservadores de Nueva Democracia, del primer ministro en funciones, Costas Karamanlis, han logrado el 34,9 por ciento, que le otorga 95 escaños.
Con estos resultados, el Pasok recupera el poder en Grecia, tras casi seis años de gobierno conservador de Karamanlis en dos legislaturas.
La participación en las urnas ha sido de 69,4 por ciento frente al 74 por ciento en los últimos comicios, en septiembre de 2007.
"Un trabajo duro"
Tras ganar los comicios, Georgios Papandreu aseguró que el nuevo gabinete tendrá que trabajar duro en esta nueva etapa.
"Por supuesto que nada va a ser fácil, nos espera trabajo duro por delante", indicó Papandreu en su discurso recogido por los medios locales en el que aseguró que "siempre será honesto con el pueblo griego para que sea más fácil resolver los problemas nacionales", agregó.
Cinco partidos en el Parlamento
Según el recuento oficial del 53 por ciento de los votos, entrarán cinco partidos en el nuevo Parlamento: Pasok, Nueva Democracia (conservador), KKE (comunista), Alerta Popular Ortodoxa (Laos, ultraderecha) y Syriza (coalición de izquierdas).
La tercera fuerza política, los comunistas del KKE, perdieron más de un 1 por ciento del apoyo popular, hasta el 7 por ciento, los ultraderechistas de Laos ganaron apoyo, hasta el 5,3 por ciento, y los izquierdistas de Syriza han perdido posiciones para colocarse en un 4,1 por ciento.
Los Ecologistas Verdes tampoco lograron esta vez el 3 por ciento necesario de los votos para entrar en el parlamento unicameral.
El gran perdedor
Un total de 9,8 millones de votantes habían sido convocados a las urnas después de que Karamanlis adelantara los comicios para pedir a los electores que renovaran su apoyo ante los grandes retos económicos a los que se enfrenta el país.
Desgastado también por los escándalos de corrupción y por la pasividad del gobierno ante las violentas protestas callejeras y en la extinción de los incendios en el verano de 2007 y de este año, Karamanlis perdió los comicios como habían anticipado todas las encuestas.
Entretanto, el primer ministro conservador griego, Costas Karamanlis, anunció su dimisión como jefe del partido Nueva Democracia tras reconocer su responsabilidad en la derrota sufrida ante los socialistas del Pasok en las elecciones parlamentarias.
"Asumo la responsabilidad de la derrota como la única salida honorable y doy los pasos necesarios para la elección de un nuevo líder en un congreso extraordinario que se celebrará dentro de un mes en el que no seré candidato", dijo Karamanlis en el Palacio de Congresos ateniense.