Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una sesión fotográfica aérea despierta la inquietud de los estadounidenses

Al inicio de la jornada laboral de este lunes, el Boeing 747 y un avión de combate F-16 que lo escoltaba sobrevolaron la Estatua de la Libertad, cerca de la "zona cero", donde en su día se levantaron las Torres Gemelas.
Miles de empleados en el barrio financiero abandonaron sus puestos de trabajo porque los aviones sobrevolaban demasiado bajo. Se evacuaron edificios y las agencias policiales y de emergencia recibieron numerosas llamadas avisando de la proximidad de los aviones.
La misión era tomar fotografías del avión presidencial cerca de la estatua de la Libertad, pero causó aprensión en una ciudad que fue blanco de atentados terroristas con aviones comerciales en septiembre de 2001.
El presidente de EEUU, Barack Obama, ya se ha disculpado. Obama ha comparecido en la sede de la Oficina Federal de Investigación para aclarar que ha sido un "error que no volverá a ocurrir".