Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En menos de dos semanas no se podrá fumar en ningún local público cerrado

Los diputados han coincidido en que 2011 ofrece una oportunidad genial a los adictos al tabaco para dejarlo, al tiempo que se libera a los 800.000 trabajadores de la hostelería de un aire contaminado, por el que cada año mueren en España 5.000 fumadores pasivos.
Ante el escepticismo de algunos sobre si los españoles respetarán la Ley, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha reconocido que adaptarse a la prohibición "no será fácil ni inmediato" y exigirá "una responsabilidad compartida por todos y todas".
"Confiamos en la inmensa mayoría de empresarios que siempre cumplen y respetan las leyes", ha enfatizado Pajín, quien ha insistido en que hoy se ha dado "un paso decisivo a favor de la salud pública de nuestro país".
También la diputada socialista Pilar Grande ha pedido a todos los grupos parlamentarios que colaboren para que "la Ley se cumpla" y para que "no haya insumisos, ni particulares ni institucionales".
Sin cubículos para los fumadores
El diputado popular Santiago Cervera ha expresado la voluntad de su grupo de que esta Ley sea "efectiva" y de que "todas las Comunidades la pongan en marcha de una manera razonable".
La mayoría parlamentaria ha echado por tierra el intento del PP de que se permitiera la construcción de cubículos para fumadores, como solicitaban los hosteleros, y tampoco habrá exenciones fiscales para aquellos que hicieron obras en cumplimiento de la anterior Ley.
El endurecimiento de la legislación vigente desde 2006 implica que no se podrá fumar en ningún local, incluidos los bares, los restaurantes, las discotecas, los casinos y los bingos.
También se prohíbe en todo el recinto de los hospitales, incluidos accesos y zonas de tránsito, y en las áreas de ocio infantil así como en los centros educativos, aunque se permite en los lugares abiertos de los campus universitarios.
El tabaco vuelve a las gasolineras
Como novedad, se autoriza la venta de tabaco a través de máquinas automáticas en las tiendas de conveniencia de las estaciones de servicio, así como de cigarrillos naturales sueltos, un asunto relevante para la economía de las Islas Canarias.
Al amparo de la nueva regulación, no se verán programas o imágenes en los medios de comunicación en las que los presentadores o colaboradores fumen o publiciten tabaco.
se podrá consumir cigarros en los clubes privados de fumadores, en establecimientos penitenciarios, centros psiquiátricos, de mayores y de personas con discapacidad, mientras que los hoteles reservarán hasta un 30% de las habitaciones para fumadores.
Las infracciones leves serán sancionadas con multa de hasta 30 euros, por las graves se exigirá hasta 10.000 y por las muy graves se llegará hasta los 600.000.