Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'segundo violador del Eixample' niega la última violación atribuida

El "segundo violador del Eixample", Alejandro Martínez Singul, ha negado el último intento de violación a una niña de 12 años del que se le acusa y se ha proclamado víctima del acoso de los Mossos d'Esquadra y de la Fiscalía.
En tono altivo, Singul ha asegurado que la mañana en la que ocurrió el intento de violación de la menor se encontraba en casa de su madre viendo la tele, a solas, y, como ya hiciera en sus anteriores juicios, ha vuelto a denunciar el acoso policial y judicial de que, en su opinión, ha sido víctima desde que en 2007 quedó en libertad tras cumplir 16 años de cárcel por una decena de agresiones sexuales
Se encontraba en libertad tras cumplir condena
La Audiencia de Barcelona condenó a Singul en 1992, pena que más tarde confirmó el Tribunal Supremo, por cinco delitos de violación, cinco delitos de agresión sexual, cuatro más en grado de tentativa y cuatro faltas de lesiones. En mayo de 2007, Singul cumplió su pena y salió de la cárcel, aunque se encuentra en prisión provisional desde estos hechos.
Según el escrito de la Fiscalía, el 1 de octubre de 2009, el acusado siguió a la menor y entró en su portal. Una vez en el ascensor amenazó a la niña diciéndole que tenía una pistola e intentó robarle. Al comprobar que no llevaba dinero, quiso agredirla sexualmente pero escuchó unos ruidos fuera que le ahuyentaron, momento en el que la joven aprovechó para cerrar las puertas del ascensor. Singul escapó del lugar.
La menor denunció al acusado el mismo día y reconoció a Singul fotográficamente, por lo que los Mossos le pudieron detener una semana después. La Fiscalía le imputa un delito de robo con intimidación en grado de tentativa y un delito de agresión sexual cometido sobre menor de 12 años, también en grado de tentativa. Además solicita una indemnización de 3.000 euros para la menor y la prohibición de que Singul pueda aproximarse durante 10 años a la niña.