Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El segundo transplantado de cara en España comparece para dar las gracias

Comparecencia del segundo de cara transplantado en Españacuatro.com
Acompañando a Rafael, que así se llama el paciente, los doctores Tomás Gómez Cía, director de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica y Grandes Quemados, y Juan David González Padilla, director de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Maxilofacial, del Hospital Universitario Virgen del Rocío, junto del resto del equipo de profesionales que ha participado en este trasplante, han aparecido en una rueda de prensa en la que se ha informado de la evolución del paciente durante sus tres meses de hospitalización.
El cirujano ha declarado que Rafael padecía neurofibromatosis tipo 1, una grave malformación genética, que tiene desde que nació, y que ha ido sufriendo progresivamente a lo largo de su vida. Asimismo, Gómez Cía ha señalado que el paciente sufría gran cantidad de tumores benignos en la cara. Además, había perdido la visión del ojo derecho. Por ello, la única alternativa viable para Rafael era el transplante.
El paciente, que ha contado en todo momento con el apoyo de su madre y su hermana Belén, aún tiene dificultades para vocalizar, ya que no ha recuperado completamente la movilidad de la lengua y la mandíbula. A pesar de ello se ha deshecho en elogios hacia el equipo médico, su familia y la familia del donante. En ese sentido, el doctor Tomás Gómez Cía ha recalcado su agradecimiento a todos los donantes y sus familias por el inmenso bien que hacen.
Finalmente, Rafael ha reconocido que ha ofrecido una rueda de prensa porque entiende el interés mediático del caso, sin embargo, ha pedido que cuando abandone el hospital y comience una nueva vida se respete su intimidad.