Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cuatro rehenes de las FARC liberados se reencuentran con sus familias

Colombia libera a tres secuestrados por las FARC.Reuters
El general Luis Herlindo Mendieta Ovalle, el coronel Enrique Murillo, el sargento Arbey Delgado Argote y el coronel William Donato han llegado a la capital colombiana en un avión militar procedentes del departamento de Guaviare, donde se ha llevado a cabo la 'Operación Camaleón' con la que las Fuerzas Armadas lograron poner en libertad a estos uniformados secuestrados en 1998.
El primero en salir del avión ha sido Mendieta, quien ha abrazado a su familia que le esperaba en la pista del aeropuerto Militar de Catam. En sus primeras declaraciones a la prensa ha agradecido al presidente Álvaro Uribe y al ministro de Defensa, Gabriel Silva, por el "excelente" operativo desplegado. "Mi Dios les pague por estos resultados", ha exclamado.
12 años de secuestro
"Salgo desconociendo muchas cosas del país, además de 12 años de rezago en académico, en el conocimiento", lamentó el general, al revelar que estuvieron "más de 16 meses" sin radio lo que les impidió escuchar a sus familiares y enterarse de algunos acontecimientos en Colombia y el mundo.
En sus primeras declaraciones a la prensa, ha revelado que "hace 20 días nos tomaron pruebas de supervivencia" las cuales "deben estar en camino", aunque no ha precisado si estas mismas pruebas se las tomaron a otros rehenes que también llevan en cautiverio más de una década.
Por su parte, el sargento Delgado, quien al igual que Donato llevaba al cuello sus cadenas, ha desvelado que se trató de una "operación limpia" por parte del Ejército que, al entrar a la selva, "la guerrilla salió corriendo". "Los comandos lo imposible lo hacen posible, tienen un lugar en el cielo, ha afirmado.
"En buen estado de salud"
El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, ha informado de que los cuatro "están bien de salud". Silva ha afirmado que el operativo para liberar a los raptados se ha estado planeando durante más de seis meses, que en él participaron en torno a 300 soldados, y que fue "una operación impecable, sin ninguna baja". El titular de Defensa ha señalado que los tres secuestrados habían sido "torturados".
La liberación de Mendieta y Murillo fue anunciada por el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, durante un acto político en el departamento de Chocó (oeste). Por su parte, la puesta en libertad de Delgado fue anunciada por el gobernador del departamento del Guaviare (centro), Dagoberto Suárez.
Además, Ruth Argote, madre del sargento mayor Delgado, ha afirmado en declaraciones a Caracol Radio que el Ejército se había puesto en contacto con ella para informarle de la liberación de su hijo y que le habían comunicado que el Ejército estaba liberando también al capitán de la Policía William Donato, que como los otros tres se condidera canjeable, es decir, que podría formar parte de un intercambio en que el Gobierno liberaría a presos de las FARC a cambio de la puesta en libertad de estos uniformados.
La alegría de la liberación
El presidente colombiano, Álvaro Uribe, anunció el pasado domingo que el Ejército había liberado al general Luis Mendieta, secuestrado hace doce años, y al coronel Enrique Murillo, capturado hace once, ambos retenidos hasta ahora por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
"Me permito transmitir a los colombianos desde Quibdó esta buena noticia: El Comando de Operaciones Conjuntas de nuestras Fuerzas Armadas acaba de rescatar al señor general Mendieta y al señor coronel Murillo. Se está combatiendo en la selvas del Guaviare para sacarlos de allá ilesos", anunció Uribe durante la celebración del Consejo Comunal (Consejo de Ministros) desde la localidad de Quibdó, en el oeste del país.
"Ya ambos están en poder de nuestras Fuerzas y nuestras Fuerzas siguen combatiendo allá. Es una operación muy difícil que llevamos desde hace meses. Nos habían matado un sargento. Ya están el general Mendieta y el coronel Murillo a salvo, en poder de las Fuerzas Armadas, y seguimos combatiendo allá para tratar de rescatar a los otros", añadió Uribe.
La operación de rescate se desarrolla en la región selvática del sur del país, al sur de Villavicencio. Fuentes citadas por Caracol Radio explicaron que los liberados están siendo ya trasladados a una base de las Fuerzas Especiales del Ejército en San José del Guaviare. Luis Herlindo Mendieta Ovalle, que este domingo ha cumplido 53 años, fue secuestrado el 1 de noviembre de 1998 en Mitú, Vaupés (sureste), donde era comandante de la Policía. Fue ascendido al grado de general en 2009 y se convirtió así en el oficial de más alto rango en poder de las FARC.
La hija del general Mendieta, Yenny Mendieta, manifestó en declaraciones a Caracol Radio que lo único que quiere es hablar de inmediato con su padre y que aún no lo puede creer. "Estaba a diez minutos de nuestra finca en Boyacá cuando una amiga me llamó y me contó que mi papá está libre", declaró. Además del general, fue liberado por las Fuerzas Especiales del Ejército el coronel Enrique Murillo, también de la Policía. El también había sido secuestrado en Mitú en noviembre de 1998.