Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La red de pedofilia tenía una web con más de 400 usuarios registrados

La trama de pedofilia radicada en Barcelona gestionaba una web con contenidos en abierto que tenía 400 usuarios registrados y un mensaje podía llegar a tener 18.000 visitas, según han informado fuentes próximas a la investigación.
La web 'Protégenos.com', gestionada desde un servidor en Barcelona, tenía una parte en abierto donde ya había contenidos pedófilos, aunque los gestores sabían cuál era el límite para no incurrir en delito, y el resto se podía consultar registrándose.
La página tenía unos 40.000 mensajes y 1.500 temas, muchos de ellos relatos de pederastas que habían consumado o pretendían consumar abusos a menores. Entre ellos, había hombres y mujeres de muy diversas profesiones.
La Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra están realizando una operación dirigida por un juzgado de Barcelona con una veintena de registros, nueve en Barcelona y su área metropolitana, y once en Aragón, Galicia, Madrid, Andalucía y Valencia, contra un grupo que se dedicaba al intercambio y distribución de pornografía infantil por Internet. Alguno de los miembros estaría acusado de abusos y corrupción de menores, ya que además de intercambiar produciría este tipo de contenidos.
Pedofilia en España

Según fuentes cercanas a la investigación, algunas de las víctimas menores de edad podrían ser de Cataluña y en el caso podríahaber una veintena de implicados. Los agentes habrían intervenido diverso material pornográfico con imágenes de menores. Según estas fuentes, los investigadores consideran a esta red internacional como "muy peligrosa".
En lo que va de año, al menos 278 personas han sido detenidas en España y otras 119 han sido imputadas, acusadas de cometer delitos de pornografía infantil a través de internet o por teléfono móvil en el curso de 37 operaciones realizadas por la Policía o la Guardia Civil.