Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El recuento da a Karzai ganador, pero la ONU no se fía

Recuento electoral en AfganistánReuters
El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, se perfila como ganador de las elecciones del pasado 20 de agosto al haber obtenido el 54,1 por ciento de los votos con el 91,6 por ciento de las mesas escrutadas, aunque no se han computado los resultados de 600 colegios electorales en los que se han denunciado irregularidades.
De hecho, el anuncio de estos datos se produjo justo después de que la Comisión Electoral de Quejas (ECC) ordenara un recuento parcial de los votos por haber hallado "claras y convincentes evidencias de fraude" en los comicios.
Los últimos datos ofrecidos por la Comisión Electoral Independiente (IEC) otorgan por primera vez a Karzai más del 50 por ciento de los votos, el umbral necesario para evitar una segunda vuelta, y contradicen los cálculos de los diplomáticos occidentales. Según estos datos, el principal rival de Karzai, Abdulá Abdulá, ha obtenido el 28,3 por ciento de los votos.
¿Pucherazo?
Los resultados tienen que ser confirmados por la ECC, principal organismo de control en los comicios presidenciales, respaldado por Naciones Unidas. En un comunicado, la ECC denunció que "en el curso de sus investigaciones, la ECC ha encontrado claras y convincentes evidencias de fraude en varios colegios electorales".
Tras el anuncio de los resultados parciales, el portavoz de la ONU Aleem Siddique declaró que todas las acusaciones de fraude tienen que ser investigadas y que los votos fraudulentos tienen que ser descartados. "No hay ganadores en estas elecciones hasta que las denuncias sean investigadas a fondo por la ECC y haya un recuento parcial, como ha ordenado la ECC", dijo.