Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio recomienda la vacuna antigripal tetravalente frente a la trivalente por demostrar mejor coste-efectividad

Vacunar contra cuatro cepas de la gripe, en lugar de tres, ayudaría a mejorar la prevención, evitar complicaciones, morbilidad y mortalidad, y, según un estudio español, si se aplicara en España, esta intervención tendría mejores resultados coste-efectividad que la actual.
Ésta es la conclusión de un análisis realizado por GSK junto con expertos de distintos centros sanitarios españoles y publicado en la revista 'Human Vaccines & Immunotherapeutics'. Tras la aprobación por las agencias reguladoras de vacunas tetravalentes inactivadas (QIV), que incluyen una cepa adicional del virus B, los autores han estimado el coste-efectividad de reemplazar la vacuna trivalente en los grupos de riesgo y en la población mayor de 65 años en los que actualmente se recomienda la vacuna en España.
De acuerdo con los resultados del modelo, el uso de la vacuna antigripal tetravalente en España conllevaría anualmente 18.565 casos menos de gripe, 2.577 complicaciones relacionadas con la enfermedad menos y se evit9arían 407 hospitalizaciones en comparación con la vacuna trivalente. Asimismo, la inmunización con la vacuna tetravalente generaría ahorros en los costes debidos al absentismo laboral.
Los autores consideran que "el análisis de coste-efectividad debería ser una herramienta complementaria que, junto con los datos epidemiológicos y clínicos, contribuyese a la discusión en torno a la inclusión de nuevos antígenos o a la expansión de los programas de vacunación".
Como conclusión del estudio, señalan que la evaluación de la vacuna QIV en comparación con la TIV en los grupos poblacionales de edad avanzada y de riesgo en España, reduciría notablemente la carga de la enfermedad y de sus complicaciones. A un coste de 8.748 euros por AVAC, representaría una intervención coste-efectiva desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud.
"Por lo tanto, la inclusión de la vacuna antigripal tetravalente en los programas nacionales de inmunización podría contribuir a reducir la carga de la enfermedad y aliviar la gran demanda asistencial que se produce cada año durante la temporada de gripe", añaden.
En cuanto a los grupos en los que la inclusión de la vacuna podría estar más indicada, el jefe de Servicio de Microbiología e Inmunología del Hospital Clínico de Valladolid, director del Centro Nacional de Gripe y uno de los firmantes del análisis, el doctor Raúl Ortiz de Lejarazu, señala que el aumento de la cobertura de protección con la vacuna tetravalente podría beneficiar a todos los grupos "pero, sobre todo, a los más vulnerables".
"Aquellos pacientes en los que la inversión y gasto sanitario es elevada: trasplantados, enfermos con patologías crónicas graves, niños con enfermedades de base, embarazadas, etc", añade.
Otro de los autores del estudio, el doctor Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología, subraya la importancia de "aplicar siempre elementos de análisis económico para llevar a cabo las políticas sanitarias públicas". Además, afirma que "la llegada de vacunas novedosas contra la gripe es siempre una buena noticia" y, en este caso, "lo más importante es que en momentos epidemiológicos concretos, con más presencia de cepas B, se podría proteger más a la población".