Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La recesión invade la eurozona

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro cayó un 1,6 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado respecto a los tres meses anteriores y un 1,5 por ciento en tasa interanual. Estos datos son peores que las predicciones de los analistas y los organismos oficiales. Es más. Todas las estimaciones apuntan que lo peor para la Unión Monetaria está por llegar.
Los analistas esperaban una contracción trimestral del 1,5 por ciento y una anual del 1,3 por ciento, en línea con las estimaciones anteriores realizadas por Eurostat, la Oficina Estadística de la Unión Europea.
Los datos de este martes acentúan la línea descendente del PIB de la región. En el primer trimestre de 2008, la economía de la zona euro creció un 2,1 por ciento anual, un 1,4 por ciento en el segundo y un 0,6 por ciento en el tercero.
En tasa trimestral, el PIB de la Eurozona acumula ya tres trimestres seguidos con caídas, unos datos que ponen en evidencia que la zona del euro se encuentra en recesión.
La economía francesa, inmune de momento
De las grandes economías comunitarias, por ahora sólo Francia escapa de la recesión, una situación en la que sí han entrado Alemania, Italia y Reino Unido, con deterioros significativos, además, respecto a los tres meses anteriores.
En el conjunto de la eurozona, el número de estados con dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo se reduce a nueve de un total de dieciséis, quedando fuera además de la propia Francia, Bélgica, Grecia, Chipre, Eslovenia y Eslovaquia.
Causas: Menos inversión y menos consumo
Según los datos publicados hoy por Eurostat, el empeoramiento de la situación viene de la mano de las inversiones de las empresas, que se desplomaron un 4 por cieno, frente al retroceso del 0,7 por ciento de los tres meses precedentes, y del consumo de los hogares, que cedió un 0,3 por ciento frente a una pequeña alza de 0,1 por ciento en el periodo anterior.
Malos pronósticos
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que actualizó el pasado 31 de marzo sus previsiones económicas, espera que la zona euro se contraiga un 4,1 por ciento este año. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) prevé de promedio un retroceso del 2,7 por ciento del PIB de la región para 2009.