Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los receptores de órganos de procedencia ilegal serán perseguidos

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha aprovechado la inauguración de la Conferencia de Madrid de la Presidencia española de la UE, en la que participan expertos en trasplantes de todo el mundo, para concienciar de la necesidad de erradicar el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes.
En este sentido, Jiménez ha explicado que la reforma del Código Penal está ya "en fase muy avanzada" y cuando se apruebe incorporará la condena y tipificación del delito por tráfico de órganos y su persecución "más allá de nuestras fronteras".
Con esta reforma, ha concluido la titular de Sanidad, se podrá perseguir al receptor que conozca "la procedencia ilícita" del órgano que reciba.
También ha querido destacar que si los índices de donación de órganos de toda la Unión Europea (ahora en valores medios de 18,1 donantes por cada millón de población) ascendieran hasta los de los países con tasas más elevadas, como España, con 34 donantes por millón de personas, podrían salvarse al año unas 20.000 vidas en la UE.
España, un referente
Para lograr que todos los países de la UE acerquen sus tasas de donación a las de los estados con cifras más elevadas, Europa está trabajando en la elaboración de una directiva sobre trasplantes impulsada por España, que pretende dotar de los mismos niveles de "calidad y seguridad" a los procesos de donación de órganos de todos los miembros de la UE.
Esta directiva, que se basa en el modelo español de trasplantes, se aprobará, previsiblemente, en primera lectura durante la Presidencia española de la UE, según ha afirmado Jiménez.