Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña de seis años recibe 50 puntos de sutura en la cabeza tras ser atacada por dos rottweiler

Una niña de seis años recibe 50 puntos de sutura en la cabeza tras ser atacada por dos rottweilerCNN+/Cuatro
Una niña de 6 años resultó herida grave con mordeduras en la cabeza y extremidades al ser atacada brutalmente por dos rottweiler que también causaron lesiones leves a su hermana de 21 meses y a su padre cuando los animales se escaparon de una vivienda en el barrio de Rabasa de Alicante.
Los hechos se produjeron sobre las 19.00 horas del pasado martes, 1 de junio, cuando las dos niñas paseaban con su padre por las inmediaciones del cuartel de Rabasa, y dos perros rottweiler salieron repentinamente de una de las viviendas y se abalanzaron contra las menores.
El padre intentó proteger a sus hijas golpeando a los animales, aunque uno de ellos, un macho adulto, mordióbrutalmente a la niña de seis años en la cabeza y causó heridas leves a la pequeña antes de que pudiera huir con ellas en su coche.
La menor de 6 años fue trasladada al Hospital General de Alicante, donde permanece ingresada en planta y evoluciona favorablemente de las heridas sufridas en la cabeza, que requirieron 50 puntos de sutura, según han informado hoy fuentes del centro médico.
La Policía Local de Alicante acudió al lugar de los hechos y consiguió apresar a los dos canes, que han sido conducidos al albergue municipal de animales de Alicante y permanecerán en observación veterinaria durante un total de 14 días, según ha explicado el responsable del centro, Raúl Mérida.
Mérida ha detallado que la pareja de perros está compuesta por una hembra joven y un macho adulto que fue el que atacó a las menores. Este macho ha mantenido un comportamiento desequilibrado y fuertemente territorial durante su estancia en el albergue, pasando de estados de tranquilidad a una fuerte agresividad en pocos minutos.
Denunciarán lo hechos
El padre de las niñas ha indicado hoy que tiene previsto denunciar los hechos, puesto que "al parecer la dueña no tenía licencia para tener los perros". "No sé si los sacrificarán" pero estos animales "no pueden estar con nadie", ha opinado.
Asimismo, el padre de las menores, José Pérez, ha comentado que la niña de seis años se encuentra "bastante alegre" y, aunque "sabe lo que ha pasado", "está muy bien".
Según ha relatado el padre, nada más bajar del coche y tras andar unos tres metros, los dos perros "salieron de golpe" y "fueron directos a tirarse a por las niñas". En un primer momento, fueron a por la pequeña de 21 meses, si bien al padre le dio tiempo a abrirle la boca al rottweiler y sacar la cabeza de la menor.
Al mismo tiempo, el otro perro atacó a la niña de seis años, hasta que en un momento dado, el padre pudo liberarla de la boca del can y resguardarse junto con las menores dentro del coche. "Todo ocurrió en cincuenta segundos", ha explicado Pérez.
"Los perros en todo momento se tiraban a por las crías", indicó el hombre, para quien, "por lo visto", los rottweilers "tienen tendencia a ir a por los niños por su tamaño".
La dueña no tenía licencia para los perros
Los agentes de Policía Local también interrogaron a la propietaria de los animales, una mujer de edad avanzada, que carecía de la licencia precisa para poder tener este tipo de perros considerados como "potencialmente peligrosos", y tan sólo pudo presentar la cartilla de vacunación de los canes, detallaron fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana.
La responsable de los animales ha declarado a la policía que el verdadero propietario es un conocido suyo, sin bien la edil de Sanidad ha remarcado que la sanción se le atribuye a ella, debido a que en el momento de los hechos era la responsable de los perros.
Así, la sanción por carecer del la licencia municipal necesaria para tener perros potencialmente peligrosos puede ir de los 2.404 a los 15.000 euros, y por no estar inscrito en el registro municipal ni tener a los animales en las condiciones de seguridad exigidas la sanción va de los 300 a los 2.404 euros, según ha detallado la concejal, María del Carmen Román..