Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un psiquiatra mata a 12 personas en la mayor base militar de EEUU

Masacre en la mayor base militar de EEUU. Un psiquiatra y comandante del Ejército de EEUU ha protagonizado una matanza en la base militar de Fort Hood, en Texas, en la que han perdido la vida 12 personas y otras 31 han resultado heridas.
Las autoridades han identificado al atacante como el comandante Nidal Malik Hasan, de 39 años, quien ha sobrevivido al tiroteo que desató su ataque y ha sido hospitalizado en condición estable, señaló el general Bob Cone en una conferencia de prensa. "Los informes preliminares indican que hubo un solo atacante", dijo Cone. Al referirse a Malik Hasan, Cone señaló que "su muerte no es inminente".
La más grande de EEUU
El ataque se llevó a cabo en el centro de preparación de esta base militar, que acoge a unos 42.000 soldados y es la más grande de Estados Unidos en todo el mundo.
La senadora Kay Bailey Hutchinson ha manifestado que el Ejército le había informado al médico psiquiatra de su envío al exterior y que aparentemente estaba "muy disgustado".
Fuentes militares también han indicado que se investiga el hecho de que el médico nacido en EEUU, pero de origen jordano, estuviera en posesión de armas de fuego cuando no las necesitaba para sus actividades profesionales.
Malik Hasan, que portaba un arma corta, abrió fuego en las instalaciones de este centro, que acoge a los soldados que están a punto de ser enviados al frente, y que estaban recibiendo una última revisión médica.
Baja evaluación
El médico militar había trabajado durante seis años en el Centro Médico Walter Reed del Ejército en Washington antes de ser trasladado a Fort Hood.
Por otra parte, fuentes militares que pidieron que no se les identificara indicaron que Malik Hasan, licenciado de la Universidad Tecnológica de Virginia, había recibido una baja evaluación por su trabajo.
Los responsables de Fort Hood clausuraron durante más de seis horas los puntos de entrada y salida de la base, adonde se desplazaron unidades de emergencia médica y equipos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), para investigar el incidente.
Se descarta el atentado terrorista
En un principio, esta agencia federal descartó que se tratara de un atentado terrorista, si bien se ha decidido incrementar el nivel de seguridad en todas las bases del país.
El presidente de EEUU, Barack Obama, fue inmediatamente informado de la tragedia, que calificó como un "horrible incidente de violencia".
Por su parte, el Gobernador de Texas, Rick Perry, ordenó tras el incidente que las banderas del estado ondeen a media asta, y expresó que se trabaja en la identificación de las víctimas y en localizar a sus familias.