Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta 28 provincias en alerta por lluvia y viento

Calles convertidas en ríos en Castilla La ManchaCuatro
Un total de 28 provincias españolas estarán este miércoles en alerta por lluvia y viento, especialmente en Valencia, Pontevedra y litoral gallego y cantábrico, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
En concreto, estarán en riesgo por viento Almería, Cádiz, Huelva, Teruel, Zaragoza, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Madrid, Alicante, Castellón, Mallorca, La Rioja, Álava, Murcia y Valencia, esta última en alerta naranja.
Por su parte, Guipúzcoa, Vizcaya, Asturias, Cantabria, Lugo y Pontevedra tendrán además riesgo importante costero; mientras que Jaén y Ourense estarán en alerta amarilla por la lluvia y A Coruña, en alerta naranja por riesgo costero y lluvias fuertes. En Huesca y Navarra habrá peligro de aludes.
De este modo, el viento soplará muy fuerte desde el suroeste en zonas altas de la Península, litoral de Galicia y Levante, que se complementará con precipitaciones persistentes en la parte oeste de Galicia y otros puntos de la Península.
Carreteras cortadas
La acumulación de agua en la calzada por el desbordamiento de ríos, debido a las fuertes lluvias de los últimos días, ha elevado este martes a 48 el número de carreteras cortadas, 36 de ellas en Andalucía, la mayoría en Cádiz (20).
Según fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), la confluencia de borrascas atlánticas desde el pasado miércoles por la noche ha sido "de las peores de los últimos años para las carreteras", sobre todo en Andalucía.
La situación en cuanto a carreteras cortadas se acerca a la que se registró el pasado 8 de enero. El servicio de información de carreteras de la DGT señala que casi 350 kilómetros han estado cortados al tráfico, con 42 tramos por lluvia y 6 por nieve.
La gran mayoría de estos tramos eran autonómicos, provinciales o intercomarcales, aunque la acumulación de agua ha afectado a una carretera nacional: la N-323A a su paso por Jaén y por Montillana (Granada).
Cádiz ha sido la provincia más afectada por las carreteras cerradas al tránsito de vehículos (20), por delante de Ciudad Real y Granada (7), Sevilla (5), Almería y Jaén (2), y Cuenca, Huesca, Las Palmas, León y Salamanca (1).
Por otro lado, dos puertos también han estado cerrados al tráfico (Lunada, en Burgos y Cantabria, y Estacas de Trueba, en Cantabria) y otro ha requerido del uso obligatorio de cadenas para transitar por él (Leitariegos, en Asturias).