Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prohibición de fumar en lugares públicos no afectará a la hostelería, según un estudio

Esta afirmación se basa en el análisis de los ingresos económicos en diversos sectores de la hostelería en los años 2006 y 2007, así como en la experiencia de otros países del entorno europeo. De hecho, en las naciones europeas con normas más restrictiva se observó que las ventas en bares y restaurantes tendió a subir y, en ningún caso, se sufrieron pérdidas económicas por las regulaciones del tabaco.
De igual modo, los datos españoles señalaron que "los locales libres de humo no sólo no han recaudado menos, sino que son los únicos que se salvan de las crisis aumentando su recaudación una media de 3 por ciento".
En este sentido, la AES ha destacado "la poca credibilidad de la Federación Española de Hostelera a la hora de hacer predicciones económicas" que están basadas en "prejuicios y falsos temores", en lugar de por "un análisis honesto" de los datos internacionales y la propia experiencia española desde que entrara en vigor la actual norma en 2006 y que ahora se pretende ampliar.
Por ello, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo considera que "los estudios basados en opiniones subjetivas de propietarios que han sido encargados y financiados por la industria tabacalera son los únicos que revelan resultados contradictorios".
Beneficio para la salud
Por otra parte, una encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia ha observado que el 33 por ciento de los ciudadanos está dispuesto a acudir más a los nuevos locales sin humo, frente al 16 por ciento que manifiesta lo contrario.
Asimismo, los profesionales sanitarios apuestan por "poner el acento en los beneficios que comportará para la salud de los ciudadanos" esta reforma, en lugar de centrar el debate en su impacto económico.
En este sentido, han destacado que la mortalidad en trabajadores de hostelera por cáncer de pulmón asciende a un millar de victimas anuales con los actuales niveles medios de contaminación en los locales en los que se fuma.
Por todo ello, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo ha afirmado que las perspectivas ante la nueva ley "no pueden calificarse de malas" y juzga de "demagógico e inconsciente" el argumento económico de que se habrán producido en vano las obras acometidas para dividir los locales en áreas de fumadores y no fumadores. A su parecer, esto "no puede ser una rémora o impedimento que retrase la aprobación de la nueva normativa", puesto que "sólo se han llevado a cabo en el 1 por ciento de los locales y que no era obligatorio hacerlas".