Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El profesor Neira muestra su indignación ante la libertad de su agresor

El profesor Jesús Neira ha expresado su indignación ante el decreto de libertad provisional bajo fianza de 10.000 euros que la magistrada del Juzgado de Instrucción N4 de Majadahonda ha dictado para Antonio Puerta, el hombre que le agredió en agosto de 2008 ocasionándole lesiones que le dejaron en coma varios meses.
Neira ha reconocido sentirse "perplejo" ante esta "increíble" resolución que obliga a Puerta a comparecer ante la sede judicial competente los lunes de cada semana, así como cuantas veces fuera llamado por la juez cuando considere oportuno y que prohíbe su salida del territorio nacional. "Me parece una broma ante unas agresiones formidables de un año de hospitalización y año y medio de rehabilitación", ha considerado.
Además, ha subrayado que "es verdaderamente llamativo" que el propio órgano judicial plantee su "situación de peligrosidad" al prohibir que Puerta se acerque a menos de 500 metros de él, de su domicilio, de su lugar de trabajo y de cualesquiera otros lugares que frecuente. "¿Cuál es la presunción? ¿Que va a venir a matarme? Muy bonita presunción", ha ironizado.
"Me da asco y vergüenza"
En este sentido, ha mostrado su "gran indignación" ante esta medida judicial y ha remarcado que ante situaciones como esta le "gustaría no ser español". "Me da asco y vergüenza, me gustaría ser ciudadano de otro país y, desde luego, lo haré", ha reprochado a la par que mostraba su rechazo por la Justicia en España.
"La desvergüenza con la que tenemos que aguantar los españoles las iniquidades de la Justicia son verdaderamente brutales. Me da verdadero asco, me gustaría estar lejos de aquí", ha zanjado. Por último, ha indicado que aún la resolución oficial de la magistrada no ha llegado a conocimiento de su abogado, el letrado Javier Gómez de Liaño, y ha anunciado que "tomará las medidas que en derecho" correspondan.