Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los primeros once presos cubanos liberados llegan este martes a España

Este martes llegarán los 11 primeros liberados.CNN+/Cuatro
La Embajada y el Consulado de España en La Habana trabajan para tener lista la documentación y pasajes de un grupo de 11 presos que, según el Arzobispado de La Habana, han manifestado su disposición para viajar a nuestro país. No obstante, las fuentes no pudieron precisar el número exacto de presos que llegará mañana al aeropuerto de Barajas, ya que todo dependerá de la disponibilidad de plazas que haya en los aviones.
Estos 11 presos forman parte de los 52 que el Gobierno cubano se ha comprometido a liberar de aquí a cuatro meses como máximo. Todos ellos forman parte del Grupo de los 75 detenidos en la ola de represión de 2003, en respuesta al auge que estaban teniendo los grupos opositores con iniciativas como el Proyecto Varela, que promueve un referéndum en la isla para pedir reformas democráticas.
Estatuto cubano de emigrantes
El Gobierno español ha confirmado que los presos que viajarán a España vendrán con un estatuto cubano de emigrantes, por lo que no serán asilados políticos y recibirán permisos de residencia y trabajo. El hecho de que Cuba les aplique el estatuto de emigrante abre la posibilidad de que puedan regresar en un futuro a la isla, aunque para ello tendrán que pedir autorización a las autoridades cubanas. El asilo político impide en cambio a quien lo obtiene regresar a su país de origen.
Para el Gobierno español, este hecho supone una "novedad" que ha de ponerse en valor con respecto a las liberaciones anteriores de presos políticos a las que ha procedido el régimen, que han tenido lugar en condiciones menos ventajosas, como los cuatro liberados en 2008 que viajaron a España y acabaron acogiéndose al cabo de un año al asilo político.
El Ejecutivo cubano se ha comprometido en esta ocasión a no expropiar los bienes de los disidentes que viajen a España. Además, les podrán acompañar sus familiares, quienes podrán entrar y salir libremente de la isla. Moratinos ha explicado que estos once presos políticos cubanos llegarán a España acompañados de sus familiares, en un número que oscilará entre las 62 y 65 personas, ya que la cifra exacta de familiares no se sabrá hasta última hora.
Una vez en territorio español, los ex presos recibirán ayuda de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para poder comenzar una nueva vida en nuestro país. Alemania, Francia, Italia y algunos países iberoamericanos como Chile también se han ofrecido a acoger a algunos de estos 52 presos políticos.