Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer toro bravo clonado en España ha costado 28.000 euros

El primer toro bravo clonado de España ha costado 28.000 euroscuatro.com
Se llama 'Got', es negro, pesó 24,7 kilos y nació por reproducción asistida a través de cesárea en el vientre inseminado de una vaca lechera de raza frisona, perteneciente a una explotación ganadera de Melgar de Yuso (Palencia), propiedad de Javier Azpeleta. Hasta ahí todo normal, salvo que se trata del primer toro bravo clonado de España, cuyo padre se llamaba "Basito", el mejor semental de la ganadería gaditana de Alfonso Guardiola. El cotizado ejemplar falleció el pasado año dada su avanza edad.
La experiencia científica se ha dado a conocer este miércoles en un hotel de la villa jacobea palentina de Frómista con la multitudinaria presencia de medios de comunicaciones locales, regionales y nacionales.
El alumbramiento del futuro semental se produjo tras 290 días de gestación a las seis de la mañana de este martes, tras la introducción en el vientre de alquiler de la vaca frisona de un embrión de un semental, en la primera experiencia positiva de estas características que se ha llevado a cabo por parte de expertos en reproducción animal.
El proyecto nació hace tres años dirigido por el responsable del equipo de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria (Fevive), Vicente Torrent, con sede en Castellón, junto a una de sus integrantes, la bióloga y responsable del área de laboratorio, Rita Cervera.
"Un sueño hecho realidad"
La entidad científica surgió en 2006 para ser un referente en formación veterinaria dentro del campo investigador, para lo cual dispone de profesionales e instalaciones acordes a la labor que desarrolla.
"Se trata de un sueño hecho realidad y se eligieron vacas palentinas porque hubo dos ganaderos de Melgar de Yuso y Saldaña, Javier Azpeleta Hierro y Alfonso San Juan, respectivamente, que han colaborado de forma altruista junto a un veterinario de la zona, Julio César Díaz, que es el mejor experto español en el manejo de ganado vacuno", ha apuntado el investigador castellonense.
Un exiguo presupuesto de 28.000 euros -sobre todo con el apoyo económico de la Diputación de Castellón- ha permitido "a un joven y modesto equipo de investigación lograr su objetivo", según Torrent, de 55 años, que ha trabajado al lado de ocho veterinarios, una bióloga y ocho técnicos ayudantes con une media de edad entre 29 y 31 años.
"Se ha competido con empresas americanas que han invertido dos millones de euros en la misma experiencia y no han logrado su objetivo", ha asegurado. "Había un espíritu ganador pero es evidente que se ha contado con el factor suerte", ha apuntado Vicente Torrent.
La investigación continuará

Además, ha recordado que el proyecto nació inicialmente con un intento fallido de clonar al lince ibérico. "Esta investigación seguirá porque lo que nos preocupa es que desaparezcan especies en vías de extinción y de ahí el intentar la clonación ahora lograda con toros bravos, manteniendo una técnica para preservar la variabilidad genética creando en el futuro un banco de tejidos", ha agregado.
La clonación parte de la utilización de un pequeño trozo de piel de un centímetro cuadrado tomado de la zona dorsal o lumbar del semental. "De una célula se extrae luego el núcleo del semental a clonar -la información genética del animal- preparando los óvulos de la vaca y, una vez reproducida la célula, se implanta en el vientre de alquiler", ha dicho el responsable de la investigación.
Además de las dos vacas lecheras inseminadas con el embrión del semental gaditano una tercera vaca brava en Cádiz parirá a mediados de agosto el primer ejemplar apto para la lidia en corridas de toros. Así lo ha confirmado Torrent, quien ha dicho que el becerro palentino "Got" permanecerá en la explotación ganadera palentina de Melgar de Yuso 12 semanas antes de ser trasladado a la finca del conocido ganadero Alfonso Guardiola en Cádiz.
"Tras ser amamantando con leche materna para trasmitir la inmunidad pasiva luego recibirá vacunas para estimular la inmunidad activa", ha explicado Torrent.