Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente Calderón reconoce su derrota en las elecciones legislativas mexicanas

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que estuvo en el poder en México durante 71 años, hasta el 2000, ha sido el vencedor de los comicios legislativos celebrados este domingo. El partido opositor ha ganado también en al menos cuatro de los seis estados en disputa.
Al cerrar las urnas, las empresas encuestadoras dieron sus primeros sondeos a pie de urna y ubicaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la cabeza con un 40 por ciento, seguido del Partido Acción Nacional (PAN), con 29 por ciento y el izquierdista Partido de la Revolución democrática (PRD) con un 15 por ciento.
Mientras que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), del Instituto Federal Electoral (IFE), con la mitad de los votos escrutados, daba al PRI un 35,65 por ciento, al PAN el 26,87 por ciento y al PRD el 12,34 por ciento.
Calderón llama a la unidad
Con estos datos, el presidente Felipe Calderón, del PAN, reconoció la nueva composición que tendrá la Cámara de Diputados y convocó a unir esfuerzos para recuperar el crecimiento económico del país, que atraviesa por una recesión.
El PRI gobernó a México durante siete décadas, la mayor parte de esa etapa como partido hegemónico y totalitario, con un discurso progresista hacia el exterior y otro más duro en lo interno.
Gobernó más de 70 años
Hace nueve años fue desbancado del poder por el PAN que, con Vicente Fox como candidato, le arrebató la Presidencia en los comicios de 2000, triunfo que fue refrendado en 2006 por Felipe Calderón.
En ese año, el PAN por primera vez en la historia ganó la mayoría en la Cámara de Diputados con 206 de las 500 bancas, seguido del PRD con 126 y un PRI a la baja con 106, el resto se lo repartieron otros cinco partidos.