Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nunca antes nos había preocupado tanto el paro

El último barómetro del CIS ha puesto de manifiesto que sigue aumentando la preocupación de los españoles por el paro, que se sitúa como el principal problema para el 83,9 por ciento de los ciudadanos, la cifra más alta de los últimos años. En la lista, los españoles citan al desempleo en el número uno de sus preocupaciones, con una subida de un punto y medio respecto al mes anterior.
Después vienen en el orden de preocupaciones los problemas económicos, que son los primeros para el 51,6 por ciento, seguidos muy de lejos por la clase política y los partidos, que sólo causan inquietud al 17,8 por ciento, tres puntos menos que en el anterior sondeo.
El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas dedica esta vez un apartado especial a la Administración de Justicia, que preocupa al 2,5 por ciento, y las leyes, que para la mayoría no protegen igual a todos los ciudadanos y favorecen a ricos y políticos.
La situación económica no mejora
Para el 79,2 por ciento de los encuestados la situación económica en España es "mala o muy mala", opinión que mejora casi un punto y medio respecto al anterior barómetro, y sólo un 20 por ciento cree que será mejor dentro de un año.
No obstante, no cunde el pesimismo entre los que trabajan y el 76,1 por ciento, casi la misma cifra que en enero, ve "poco o nada probable" perder su empleo en los próximos doce meses.
La otra cara de la moneda la ofrecen los parados, ya que la mayoría (57,4 por ciento) ve "poco o nada probable" conseguir un puesto de trabajo en este año.
Del apartado sobre la Justicia se desprende que las reformas del Gobierno para modernizarla no han sido percibidas aún por la mayoría de los españoles, ya que el 76 por ciento opina que funciona mal o regular y sólo el 13,3 por ciento cree que ha mejorado en los últimos tres o cuatro años, periodo en el que han arrancado los planes de modernización del Ejecutivo.
Otro 82,6 por ciento de los españoles considera que las leyes no protegen por igual los derechos e intereses de todos los ciudadanos, sino que existen unos grupos más favorecidos que otros, entre los que el 48,6 por ciento cita a los ricos y el 26 por ciento a los políticos.
Zapatero augura mejores datos del paro
El problema del paro ha llegado hasta la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido que reducir el número de desempleados en España será una "tarea difícil" pero augura que las estadísticas comenzarán a ofrecer "datos mejores a partir de este mes".
Zapatero ha respondido así a una pregunta del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, sobre el incremento del paro en el año 2010. Rajoy sacó a relucir que el mes de febrero ha dejado un "máximo histórico" en datos de empleo con más de 4,2 millones de personas sin trabajo en España y subrayó que "desde 1978 sólo hubo dos meses de febrero en los que aumentó el paro tanto como ahora".
El jefe del Ejecutivo admitió en su contestación que el dato de 68.260 nuevos parados "no es bueno", aunque señaló que "es mejor que el de los dos años anteriores", y culpó especialmente de este fuerte incremento "al sector de la construcción".