Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los precios suben el 0,7 por ciento en marzo y se sitúan en niveles de 2008

El IPC vuelve al terreno positivoCNN+/Cuatro
El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido el 0,7 por ciento en marzo, y la tasa interanual aumentó seis décimas, hasta el 1,4 por ciento, la más alta desde diciembre de 2008, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Los componentes que más influyeron en el aumento de precios mensuales fueron el vestido y el calzado, con una subida del 3,6 por ciento; el transporte, con el 1,7 por ciento; el ocio y la cultura, el 1,2 por ciento, y la vivienda, el 0,4 por ciento, mientras que solo bajaron el 0,1 por ciento en medicina.
La inflación subyacente, que excluye la variación de los precios de los alimentos y la energía, se situó en el 0,2 por ciento, una décima superior a la registrada en febrero, con lo que la diferencia con la tasa del IPC general se situó en 1,2 puntos.
Subida del transporte y el petróleo

De forma más detallada, los factores que más influyeron en la subida de precios mensual fueron el pescado fresco (1,6 por ciento) y las legumbres y hortalizas frescas (1,4 por ciento), mientras que la carne de ovino y los aceites fueron los que repercutieron de forma más negativa con bajadas del 3,1 por ciento y del 1,1 por ciento, respectivamente.
En cuanto a los grupos que más afectaron en el incremento de la tasa interanual, destaca el transporte, cuyos precios aumentaron el 8,1 por ciento, más de dos puntos con respecto a febrero, con lo que se situó en los niveles de agosto de 2008.
Este aumento se explica, según el INE, por la subida del precio de los carburantes en marzo de este año, ya que el barril de Brent costaba 80,07 dólares de media frente a los 47,42 dólares que costaba de media un año antes.