Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy, la meteorología y el precio de la luz

Tenemos problemas en el mercado eléctrico. Lo ha admitido hoy Mariano Rajoy, que confía en que se va a empezar a resolver mirando al cielo.

“Va a llover, se ha anunciado que va a llover y eso dará lugar a una bajada”, explicaba en una entrevista. Una respuesta muy criticada por toda la oposición.

El gobierno insiste: el barril de crudo cuesta el doble que hace un año y por lo tanto, los precios de la energía vuelven a niveles de 2015. “Ya me gustaría que bajaran igual que en 2016, pero no todo en la vida depende del gobierno”, zanjaba Rajoy.

Pero sí fue su gobierno el que cambió el sistema de fijación del precio en el mercado regulado y también controla los peajes, la otra mitad de la factura, que de momento está congelada.

Hoy la luz da una tregua en su escalada. El temporal terminó, la demanda ya no es tan elevada y el precio máximo será cinco euros más barato que ayer.

Este jueves también hay otro cambio: la energía hidráulica, más barata y casi desaparecida durante todo el mes, generará el trece por ciento de los kilovatios que consumiremos.