Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los políticos ya son el tercer problema del país para los españoles

Camps y CostaReuters
La clase política se ha convertido en el tercer problema más importante del país, sólo por detrás del paro y de las consecuencias de la crisis económica. Así se desprende de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dado a conocer este jueves.
La principal preocupación de los ciudadanos sigue siendo el paro, según indican el 81,8 por ciento de los encuestados. El segundo asunto son los problemas de índole económica (47,8 por ciento) y el tercero la clase política y los partidos (16,8 por ciento).
Hace un mes, la clase política ocupaba el quinto lugar en la escala de problemas, por detrás del paro, de los problemas económicos, del terrorismo de ETA y de la inmigración. Sin embargo, la clase política sube dos puestos en esta nuevo barómetro del CIS merced a un incremento de 1,9 puntos (del 14,9 por ciento en enero al 16,8 en febrero).
Cae la preocupación por el paro
La preocupación por el paro no había dejado de aumentar en los últimos meses, pero en febrero registra un ligero descenso de 0,8 puntos hasta situarse en el 81,8 por ciento. Pese a todo, sigue siendo el primer problema para cuatro de cada cinco españoles. Los problemas de índole económica son la segunda gran preocupación para el 47,8 por ciento de los ciudadanos, lo que supone un pequeño incremento respecto al 47 por ciento que lo señalaba el pasado mes de enero.
La clase política se coloca como tercer gran problema para el 16,8 por ciento, con lo que supera a la inmigración (16,5 por ciento) y al terrorismo de ETA (12,5 por ciento), cuya preocupación ha caído más de cinco puntos en el último mes. El sexto problema es la vivienda (7,1 por ciento) y el séptimo es el Gobierno y los políticos (5,9 por ciento).
Ni la economía ni la política mejorarán
Los ciudadanos tienen la sensación de que la situación económica no mejorará en los próximos meses. El 78 por ciento de los encuestados considera que la coyuntura actual es "mala o muy mala" frente a un 21,4 que la califica de "buena o muy buena".
Asimismo, un 29,1 por ciento vaticina que la situación económica será peor en los próximos meses, mientras que un 22,6 por ciento asegura que será mejor y el 38,3 por ciento está convencido de que seguirá igual.
La situación política tampoco está mejor. El 57,4 por ciento la juzga "mala o muy mala" frente a un 33,7 por ciento que la valora como "buena o muy buena". La mayoría tiene poca o ninguna esperanza de que mejore en el futuro, un 13,6 por ciento espera que prospere y un 20,8 por ciento piensa que irá a peor.
Estos resultados proceden del barómetro del CIS realizado del 5 al 14 de febrero con una muestra de 2.491 encuestas, y que cuenta con un margen de error del "/-2 por ciento.
Hay que aplicarse con el inglés
El 63 por ciento de los españoles reconoce que no sabe hablar inglés y sólo el 8 por ciento está estudiando un idioma extranjero.
Dos tercios de los españoles (63,1 por ciento) admite que no sabe ni hablar ni escribir en inglés, mientras que el 7 por ciento dice que solo lo lee y el 6,4 por ciento que solo lo escribe, según los datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de febrero.
Por el contrario, el 23 por ciento de los encuestados asegura que es capaz de hablar y escribir en inglés.