Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya son tres las playas cerradas

La fuga del barco ha quedado totalmente sellada pero se han vertido más de diez toneladas de combustible
Las fisuras del casco del barco que se hundió el pasado lunes en Ibiza, ya a se han cerrado y no se han producido más escapes, pero más de diez toneladas de combustible han llegado a las costas ibicencas y han obligado a cerrar tres playas.
A esta hora continúan las labores de limpieza, y se están desplegando 3.500 metros de barreras absorbentes frente a la costa para evitar que el fuel llegue a la playa.
El Gobierno asegura que solo hay 3 calas afectadas de las 50 que tiene Ibiza, y no considera este hecho perjudicial para el turismo.
Greenpeace por su parte, ha denunciado esta mañana a la empresa propietaria del buque por “vertido de sustancias tóxicas”.