Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La piratería sigue en el Golfo del Andén

Las fuerzas de la OTAN desplegadas en el océano Índico han confirmado que una embarcación belga con diez tripulantes a bordo, entre ellos siete europeos, ha sido secuestrada este sábado por varios hombres armados somalíes.
"Un helicóptero de la fuerza naval de la Unión Europea Operación Atalanta sobrevoló la embarcación y confirmó el secuestro visualmente", ha informado el capitán de corbeta Alexandre Fernández. En el barco belga, 'Pompei', viajaban dos belgas, cuatro croatas, un holandés y tres filipinos.
Por otro lado, fuerzas especiales militares holandesas han liberado este sábado a 20 yemeníes que eran retenidos contra su voluntad por piratas somalíes para pilotar un "buque nodriza". Buque desde el que se lanzaban ataques contra mercantes en la zona del golfo de Adén. Han sido liberados después de que una fragata holandesa en patrulla de la OTAN, la 'HNLMS De Zeven Provincien', respondiera a un ataque con fusiles y granadas contra un buque cisterna griego. Además las fuerzas holandesas han logrado capturar a siete piratas que atacaron un buque cisterna con fusiles de asalto y granadas propulsadas con cohetes.
"Hemos liberado a los rehenes, hemos liberado el dhow y nos hemos incautado de las armas. Los piratas no se resistieron y no hubo ningún tiroteo", ha indicado Fernandes. Los yemeníes fueron secuestrados la semana pasada.