Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La piratería hace mella en la industria de los vídeojuegos

La industria de los viedeojuegos enfrenta la crisisCuatro
El secretario general de la patronal del sector de videojuegos Adese, Carlos Iglesias, dicho este martes que espera que la ley de Economía Sostenible se apruebe pronto y sirva para frenar la distribución de software ilegal en Internet, que en España está en "niveles alarmantes".
Durante la presentación de los datos de la industria en 2009, Iglesias ha señalado que en los últimos seis meses de 2009 se realizaron mensualmente una media de 1 millón de descargas ilegales de videojuegos.
La situación, ha añadido, sigue creciendo yen enero de este año aumentó un 26 por ciento la media, hasta 1,3 millones de descargas ilegales.
"Son niveles insoportables y carecemos de un marco legal adecuado", ha subrayado el presidente de Adese, Alberto González Lorca.

En este sentido, la patronal ha subrayado su apoyo a la Ley de Economía Sostenible, que incluye una disposición con medidas para la protección de los derechos de propiedad intelectual en Internet, y su intención de denunciar las web que faciliten descargas de programas ilegales.
Más allá de las medidas legislativas, González Lorca ha señalado también la necesidad de realizar medidas divulgativas y educativas, así como de desarrollar un nuevo modelo de negocio que impulse los contenidos legales en Internet.
No obstante, sobre este punto los directivos de Adese no facilitaron cifras de negocio sobre este mercado y señalaron que son "un complemento" que no compensa el daño de la piratería.
Desde la patronal subrayan que España duplica el número de descargas ilegales de Estados Unidos y que esta situación está causando "daños irreparables en la industria" y destruyendo empleo.