Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los piratas: "Si nuestros compañeros vienen muertos, vosotros volveréis muertos"

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha interrogado este martes en Guernika (Vizcaya) y este miércoles lo hará en Vigo (Pontevedra) a los 16 marineros españoles del atunero 'Alakrana', que permanecieron secuestrados durante 47 días por piratas somalíes.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, que realiza estos interrogatorios en el marco de la causa en la que investiga el secuestro, tiene previsto que los marineros identifiquen a los piratas detenidos en España, pero no ha sido posible y se tambalea el proceso.
Las declaraciones se desarrollan en dos tandas. En la primera, que ha tenido lugar en los Juzgados de Guernika, Pedraz ha interrogado a ocho marineros con residencia en Bermeo y otras localidades de la costa vizcaína, mientras que en la segunda, que se celebrará en el Decanato de Vigo, interrogará a los otros ocho que viven en Galicia.
Personarse como acusación particular
Además, el juez ha ofrecido a los secuestrados la posibilidad de personarse como acusación particular en el juicio que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal tiene previsto celebrar en las próximas semanas contra Cabdullahi Cabduwily, alias 'Abdu Willy', y Raageggesey Hassan Aji, apodado 'Raageggesey Hassan Aji', acusados de 36 detenciones ilegales (una por cada tripulante del 'Alakrana') y un delito de robo con violencia y uso de armas.
La intención del juez es continuar investigando en los próximos meses la captura del 'Alakrana' para tratar de determinar la identidad de todos los piratas que participaron en el secuestro del buque español. Además, tiene previsto interrogar al armador, perteneciente a la compañía Echabastar Fleet, con sede en Bermeo, para conocer su versión de los hechos y ofrecerle su personación en la causa.
El instructor, a instancias de la Fiscalía, también ha abierto una pieza separada y secreta para investigar a los bufetes de abogados de Londres (Reino Unido) y otros países europeos que presuntamente habrían actuado como intermediarios en el pago del rescate.
De esta forma, pretende perseguir "toda la trama jurídico-financiera" vinculada con los secuestradores y a los comisionistas que pudieron intervenir en la liberación.
Tratados como "perros"
Una de las declaraciones que ha trascendido es la del jefe de máquinas del buque 'Alakrana', Víctor Bilbao, que ha relatado que los piratas les trataron como a "perros" durante su secuestro, y que al patrón y a un engrasador "les pegaron bastante".
"El peor momento" que vivieron en el 'Alakrana' fue en el que los piratas realizaron "los disparos en proa". "Disparaban por encima de nosotros y no sabíamos a dónde iban las balas", ha afirmado. "Los piratas nos dijeron que si sus compañeros volvían muertos, nosotros volveríamos muertos. Si volvían con un pie cortado, nosotros volveríamos con un pie cortado", ha manifestado Bilbao.
"Ellos son animales y nos han tratado peor. Pegar a mí no me han pegado, pero agarrarme como si fuera un niño y vejarme, sí. Me traían piezas para arreglar, me trajeron un fuera-borda para arreglarlo y yo arreglándolo y encañonado, como si fueramos perros", indicó.
Victor Bilbao, que afirmó que no les han enseñado fotos de estos dos piratas, narró detalles del día a día del secuestro y de cómo, en alguna ocasión, "han estado hasta 48 horas sin comer, en concreto, cuando había algún "altercado". Asimismo, dijo que, para ir al baño, tenían que pedir permiso.
Por otra parte, manifestó antes los medios que se está recuperando del cautiverio y afirmó que tendrá que "darle muchas vueltas" a la posibilidad de volver al mar.