Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La píldora del día después se venderá sin receta médica

Trinidad JiménezCuatro
El Ministerio de Sanidad ha autorizado la venta de la píldora del día después en las farmacias sin necesidad de receta médica y sin límite de edad, según ha anunciado la titular del ramo, Trinidad Jiménez, en rueda de prensa conjunta con la ministra de Igualdad, Bibiana Aído.
Jiménez ha señalado que esta medida, cuyo fin es "evitar los embarazos no deseados", será efectiva dentro de tres meses, e insistió en que el Gobierno no quiere que sea "un método anticonceptivo más", pero que sí que pretende facilitar el acceso a esta píldora para "situaciones de emergencia". En cualquier caso, negó que se trate de un "método abortivo".
Mirando a Europa
La ministra de Sanidad se ha apoyado en la experiencia de otros países para fundamentar la decisión, afirmando que en países como Francia, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca, Luxemburgo o Estados Unidos se han logrado "significativos" descensos en el número de embarazos no deseados.
En este sentido, ha recordado que en 2007, de los 112.000 abortos que se realizaron en España, más de 6.000 correspondían a chicas menores de 18 años; más de 4.000 niños nacieron de madres menores y, en total, se produjeron 10.500 embarazados en jóvenes que no superaban los 18 años.
Además, 500 adolescentes menores de 15 años interrumpieron voluntariamente su embarazo. A juicio de Jiménez, estas cifras alertan de que en España "tenemos un problema" y suponen una "llamada de atención" para el conjunto de la sociedad.
No hay objeción de conciencia

Jiménez ha insistido también en que no se trata de un método abortivo ya que una vez que existe la implantación del cigoto en el útero el fármaco deja de tener efecto. Por ello, la titular de Sanidad ha descartado que los titulares de las oficinas de farmacias pongan reparos a su dispensación o puedan acogerse a la objeción de conciencia.
Preguntada sobre si el Ministerio tiene previsto establecer algún tipo de control en las farmacias para evitar que las jóvenes abusen de este medicamento, Jiménez ha señalado que no hay contraindicaciones clínicas sobre efectos secundarios del fármaco. No obstante, ha puntualizado que "al ser un fármaco hormonal no se debe hacer un uso abusivo".

El medicamento, cuyo coste asciende a unos 20 euros, se dispensa ya en hospitales y centros de planificación familiar de ocho comunidades autónomas, donde a partir de la puesta en práctica de la medida anunciada hoy las mujeres podrán adquirirlo también en las farmacias.