Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pescadores españoles volverán a pescar anchoas en el Cantábrico

Buenas noticias para los pescadores españoles. Los ministros de Pesca de la Unión Europea cerraron anoche un acuerdo para el reparto de las cuotas de pesca de la flota comunitaria en 2010 que incluye la reapertura de la pesca de la anchoa del Golfo de Vizcaya desde el 1 de enero y aumenta en un 7 por ciento las posibilidades de pesca para la merluza norte.
El comisario de Pesca, Joe Borg, consideró "prometedor" que los incrementos aprobados para determinadas cuotas hayan sido "menores", pero lamentó que sigue habiendo sobreexplotación de los caladeros comunitarios y pidió "disciplina" para lograr el objetivo de acabar con este problema en 2015.
Beneficia a España y Francia
También hizo hincapié en la autorización para que los pescadores franceses y españoles puedan capturar anchoa en el golfo de Vizcaya desde el 1 de enero de 2010, tras más de cuatro años de veda.
La cuota de 7.000 toneladas es una cifra que será "revisada al alza o a la baja" en primavera, cuando haya nuevos datos científicos. "Se vigilará muy de cerca esta pesquería", insistió el comisario, durante la rueda final del que es su último consejo en el cargo.
Otros intereses para España
En cuanto al resto de especies con intereses para España, los Veintisiete acordaron aumentar un 7 por ciento el TAC de la merluza del norte (Gran Sol), para la que la Comisión Europea pidió en un principio un recorte del 10 por ciento, mientras que se mantiene el 'statu quo' para la misma especie en aguas del sur.
El jurel canario también sufrirá un recorte menor del previsto, ya que se reducirá su cuota en un 4 por ciento y no en un 15 por ciento. La anchoa en el golfo de Cádiz se mantendrá en los mismos niveles que en 2009.
Por otra parte, las propuestas de reducción iniciales del 30 por ciento para la cigala, 25 por ciento para el rape, 15 por ciento para el gallo y 10 por ciento para el jurel del sur, se han visto finalmente reducidas a un 10 por ciento en el caso de la cigala, el 15 por ciento en el caso del rape y del 5 por ciento para las restantes, según informó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en un comunicado