Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya son 73 las personas fallecidas en el atentado suicida de Kirkuk, en Irak

Al menos 73 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas como consecuencia de un atentado suicida con camión bomba perpetrado cerca de la mezquita chií de Al Rasul, en la localidad de Taza, en el norte de Irak. Entre las víctimas del atentado hay mujeres y niños.
Varios testigos han indicado que el atentado ha sido cometido en el momento en que numerosos feligreses salían de la mezquita al término de la oración del mediodía. Unas 30 pequeñas viviendas de adobe han quedado arrasadas, según ha informado el gobernador de la provincia de Kirkuk, Abdul Rahman Mustafa.
Kirkuk es una ciudad con vastas reservas de petróleo y cuyo control se disputan árabes, turkmenos y kurdos. Mustafa ha declarado que "es una catástrofe para la provincia de Kirkuk y en especial para la localidad de Taza". Y es que se trata del ataque con más víctimas desde el doble atentado que en marzo de 2008 costó la vida a 68 personas.
Mientras, el Hospital Azadi, el más cercano al lugar del atentado, las escenas eran de caos. Las ambulancias han trasladado a los pacientes cubiertos de sangre que eran guiados a toda prisa hacia el interior por los sanitarios. En las calles, los policías y militares blanden sus rifles para detener el tráfico para facilitar el paso a las camionetas que también trasladaban a heridos.