Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 1.300 personas continúan aisladas en el sur de Taiwán tras el paso del 'Morakot'

Recuerdan a las víctimas del tifónReuters
Más de 1.300 personas continúan atrapadas en varias localidades montañosas del sur de Taiwán a causa de las inundaciones y los corrimientos de tierra producidos por el tifón 'Morakot'. El Centro de Operaciones de Emergencia Central ha informado de que ha desplegado 75 helicópteros para intentar alcanzar las localidades aisladas, situadas en su mayoría en los condados de Kaohsiung, Pingtung, Taitung y Chiayi, y realizar misiones de rescate y entrega de ayuda.
El presidente de Taiwán, Ma Ying Jeou, afirmaba esta semana que la cifra de personas muertas como consecuencia del 'Morakot' podría superar las 500, aunque el balance oficial de fallecidos por el tifón más fuerte que ha afectado a la isla en los últimos 50 años de momento se sitúa en 121.
Los equipos de rescate trabajan contra el tiempo y en situaciones peligrosas, cruzan ríos de lodo y marchan sobre puentes caídos para rescatar a víctimas.
Oficios religiosos por los fallecidos
La minoría aborigen taiwanesa, de origen austronesio y no chino, y de religión mayoritariamente cristiana, ha sido la más afectada por las inundaciones, desbordamiento de ríos y deslizamientos de tierras traídas por 'Morakot'.
Los habitantes de Siaolin, conscientes de la imposibilidad de rescatar vivos a sus seres queridos, han comenzado a pedir un monumento conmemorativo sobre el lugar donde descansan bajo el barro.
'Morakot' es el peor tifón que ha alcanzado Taiwán en mucho tiempo y los daños materiales del tifón se estiman en 3.400 millones de dólares, incluidos por destrucción de casas, infraestructuras y cosechas.