Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pernoctaciones en hoteles disminuyen un 8,9 por ciento en mayo

Los hoteles españoles han registrado en mayo menos actividad debido a la disminución de las pernoctaciones. En total se han registrado 22,8 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, un 8,9 por ciento menos en comparación con el mismo mes de 2008, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El descenso de las pernoctaciones se ha producido tanto entre los residentes como entre los no residentes. En concreto, los españoles regentaron los hoteles un 6,8 por ciento menos en tasa interanual. Los extranjeros lo hicieron en un 10,2 por ciento menos.
La estancia media ha bajado un 0,7 por ciento respecto a mayo de 2008, situándose en 3,1 pernoctaciones por viajero. Pos su parte, el Índice de Precios Hoteleros ha descendido un 5,4 por ciento, tasa inferior en 6,5 puntos a la registrada el mismo mes de 2008.
Durante el mes de mayo se han cubierto el 47,4 por ciento de las plazas ofertadas, lo que supone una reducción de 5,5 puntos respecto al mismo mes del año anterior. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se ha situado en el 55,4 por ciento, con un descenso interanual de 4,5 puntos.
Procedencia y destino
Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania han realizado 8 millones de pernoctaciones en mayo, el 57,1 por ciento del total de las efectuadas por no residentes.
El principal destino elegido por los no residentes ha sido Baleares. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros, que representan el 33,6 por ciento del total nacional, han disminuido un 7,3 por ciento respecto a mayo de 2008. Le siguen Cataluña, con una tasa interanual del 7,3 por ciento menos, y Canarias, con una tasa del 13,5 por ciento menos.
Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España, con un retroceso de las tasas de evolución interanuales de las pernoctaciones del 11,2 por ciento, 10,9 por ciento y 1,4 por ciento, respectivamente.