Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las periodistas vuelven a EEUU tras su liberación

El ex presidente de EEUU, Bill Clinton, vuelve a ser portada en todos los diarios por una labor a favor de su país. Tras lograr en Corea del Norte el indulto del dirigente, Kim Jong Il, para las dos periodistas estadounidenses condenadas a 12 años de trabajos forzados por entrar ilegalmente en el país asiático, Clinton ha regresado a Los Angeles, junto a las reporteras.
Laura Ling y Euna Lee han vuelto a EEUU tras una visita insólita de un ex presidente para llevar a cabo una complicada misión diplomática con uno de sus enemigos más reconocidos.
'Vimos a Clinton y supimos que todo había terminado'
La periodista Laura Ling ha descrito cómo fueron llamadas a una reunión por sorpresa y, tras encontrar, de repente allí, al ex-presidente Bill Clinton, supieron que "la pesadilla llegaba a su fin". "Temíamos que nos enviaran a un campo de trabajo", ha explicado, emocionada Ling en una conferencia de prensa después del reencuentro con su familia. "Pero sin más aviso nos llevaron a un sitio para una reunión, y cuando se abrió la puerta allí vimos... al presidente Clinton", ha agregado. "Quedamos conmovidas y supe que la pesadilla de nuestras vidas llegaba a su fin".
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, también se ha mostrado "muy feliz y aliviada" después de que el Gobierno de Pyongyang concediera la excarcelación de las dos periodistas. "He hablado con mi marido en el avión y todo fue bien, estamos realmente entusiasmados", declaró Clinton ante los periodistas en Nairobi.
De hecho hasta el presidente de EEUU, Barack Obama, ha celebrado la liberación de las periodistas y ha señalado que es una "fuente de alegría para todo el país" y que su gobierno se siente "enormemente aliviado" por su puesta en libertad.
Respecto al asunto nuclear

Por su parte, la Casa Blanca no ha aclarado el contenido exacto de las conversaciones entre Clinton y Kim Jong Il, pero un portavoz del Gobierno ha negado que, como aseguran los medios oficiales de Corea del Norte, se haya transmitido una disculpa al líder comunista.
La agencia KCNA informó de que Clinton había transmitido las "sinceras disculpas" en nombre de Washington por el comportamiento de las periodistas, cuya liberación pidió por motivos humanitarios.
Además, desde la administración de Obama se aclaró que no ha ofrecido a Pyongyang ningún tipo de beneficio en el asunto nuclear a cambio del indulto de Lee y Ling. Una fuente del Gobierno ha indicado que Clinton únicamente recordó las "cosas positivas que podrían surgir" de la liberación de las dos mujeres.