Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A golpes con dos guardias... todo cambia (y mucho) cuando llegan los refuerzos

Momentos de angustia los que vivieron dos guardias en una prisión de máxima seguridad estadounidense. Todo parecía normal en el comedor del penal hasta que uno de los guardias increpa a un preso y comienza una discusión. Entonces, uno de los reos la emprende a puñetazos contra el vigilante. Pero no es el único, otros dos presos más se lanzan también a dar todo tipo de golpes a los celadores. En un descuido, uno de ellos consigue abrir la puerta, y ambos salen del comedor. Heridos dan la voz de alarma y llegan los refuerzos. 15 guardias dispuestos a entrar en acción pero cuando entran lo que encuentran no es lo que esperaban.