Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una patrulla israelí abate a cinco supuestos milicianos palestinos

La tensión se recrudece en Oriente Próximo. Una patrulla naval del Ejército israelí mata a cuatro supuestos milicianos palestinos que se encontraban a bordo de una embarcación en aguas costeras de Gaza, y que estaban pertrechados con equipos de submarinismo, según han informado fuentes del Gobierno de la Franja y del Ejército hebreo.
"Una patrulla naval israelí detectó una embarcación en la que había cuatro hombres que llevaban trajes de submarinismo, y que tenían la intención de perpetrar un ataque terrorista, por lo que abrieron fuego contra ellos", informó un portavoz del Ejército israelí.
Por su parte, un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que Gobierna la Franja de Gaza desde mediados de 2007, confirmó que habían encontrado cuatro cadáveres, mientras que hay un quinto hombre desaparecido al que dan por muerto.
Oficiales israelíes piden una investigación
Mientras, un grupo de oficiales de la Marina israelí en la reserva han remitido una carta al jefe del Ejército en la que abogan por permitir una investigación interna de lo ocurrido durante el abordaje el pasado lunes del 'Mavi Marmara' y consideran que la operación ha sido una "tragedia militar y diplomática".
"No estamos de acuerdo con las explicaciones generalizadas de que ha sido consecuencia de una falta de comunicación en la inteligencia. Además, no aceptamos la versión de que ha sido un 'fracaso de las relaciones públicas' y creemos que el plan estaba condenado al fracaso desde el principio", aseguran los militares en una misiva remitida al primer ministro Benjamín Netanyahu y al jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Gabi Ashkenazi.
"En primer lugar y más importante, protestamos ante el hecho de que la responsabilidad del trágico resultado se atribuya a los organizadores de la flotilla. Es una muestra de desprecio por una responsabilidad que recae principalmente a la cadena de mando y a quienes aprobaron la misión. Es una muestra de desprecio por los valores del profesionalismo, la limpieza de las armas y por las vidas humanas", prosigue la carta, recogida por el diario israelí 'Haaretz'.