Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal respalda a Díaz Ferrán pese a los problemas financieros de sus empresas

Desde hace tiempo las informaciones sobre la mala situación económica de las empresas del presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, habían hecho surgir una corriente de pensamiento dentro de la patronal en contra de éste. Quienes se adhieren a ella sostienen que los problemas de impagos, la huelga de Air Comet, la mala situación de Marsans y el crédito de 26,5 millones de euros que Ferrán tiene con Caja Madrid son demasiado peso a sus espaldas para poder gestionar con acierto y libertad de movimientos el diálogo social.
Así Díaz Ferrán, conocedor de la corriente, se ha dirigido al Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la patronal para solicitar su opinión sobre su continuidad. Podría decirse que Ferrán ha puesto su cargo a disposición de éstos órganos, pero quizá sería mucho decir que presentase su dimisión, dado que los integrantes de la CEOE han tomado la palabra para afirmar que no cabía siquiera el debate y que tenían su apoyo "unánime".
Los órganos directivos de la CEOE han reconocido además "la labor que realiza al frente de la misma y su eficacia y esfuerzo permanente en la defensa de los intereses empresariales", según ha informado la patronal en un comunicado. De hecho la cita se cerró con un "cerrado aplauso", tal y como señala el comunicado.
Los problemas de Ferrán
Este mismo miércoles Caja Madrid, entidad de la que Díaz Ferrán es consejero, le ha abierto expediente por impago de un crédito de 26,5 millones de euros que fue concedido a sus empresas patrimoniales, Holdisan y Grudisan.
La entidad que preside Miguel Blesa ha remitido un escrito al copropietario del grupo Marsans y presidente de Air Comet para avisarle de que ha iniciado la ejecución del crédito y le advierte de que el artículo 23 de los estatutos de la entidad contempla el impago de deudas vencidas y exigibles frente a la caja como causa de destitución del Consejo.
A este problema se unen los que desde que hace tiempo sufren las citadas empresas que controla Díaz Ferrán. Especialmente conflictiva resulta la de Air Comet, que adeuda a los empleados entre cuatro y seis nóminas, y tampoco ha abonado el finiquito y el salario de los trabajadores que han abandonado la empresa. De hecho los trabajadores se encuentran en huelga.