Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los párrocos de Guipúzcoa rechazan al nuevo obispo

A sólo unos días del nombramiento de José Ignacio Munilla al frente de la Diócesis de San Sebastián en sustitución de Juan Maria Uriarte, la mayoría de los párrocos de la provincia han manifestado su disconformidad con el nombramiento. Señalan que el hasta ahora obispo de Palencia "no es en modo alguno la persona idónea para desempeñar el cargo asignado".
Los firmantes, el 77 por ciento de los 110 párrocos de la provincia (entre los que se encuentran 11 de los 14 Arciprestes) perciben la elección de Munilla, distanciado del nacionalismo y cercano a las líneas más conservadoras defendidas por la Conferencia Episcopal Española, como "una clara desautorización de la vida eclesial de nuestra Diócesis" y "como una iniciativa destinada a variar su rumbo".
Lo que dice el comunicado

"Conocemos de cerca la trayectoria pastoral de D. José Ignacio Munilla como presbitero, profundamente marcada por la desafección y falta de comunión con las líneas diocesanas", añade el comunicado. Los curas insisten en manifestar su "apoyo y adhesión" a la línea pastoral y estilo eclesial forjado hasta ahora en la diócesis con Uriarte al frente.
También refuerzan su voluntad y compromiso de "seguir caminando en coherencia con las opciones pastorales" mantenidas a lo largo de los últimos años. Añaden que tienen el convencimiento de que seguirán recibiendo la "colaboración de tantos y tantos creyentes" que mantienen su fidelidad a la fe cristiana.
Aunque nacido en San Sebastián y vascoparlante, su formación la realizó en el integrista seminario de Toledo, hasta su ordenación en 1986 por el entonces obispo de San Sebastián, José María Setién. Después de varios años en la parroquia de Zumarraga (Guipúzcoa), Munilla se convirtió en junio de 2006 en el obispo más joven de España al ser situado con 44 años al frente de la diócesis de Palencia.