Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paro, principal preocupación para el 76 por ciento de los españoles

La preocupación de los ciudadanos por el paro ha vuelto a marcar un nuevo récord. Es considerada ya su mayor inquietud por el 76,2 por ciento de los ciudadanos, más de tres de cada cuatro españoles, en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de marzo.
Si en el barómetro de febrero el desempleo había bajado una décima y se situaba como principal preocupación para el 75,2 por ciento de los encuestados, ahora el porcentaje ha subido un punto, con una cifra insólita hasta ahora en las encuestas del CIS.
Al mismo tiempo, en este muestreo, le siguen, como segunda preocupación, con un 52 por ciento de respuestas, los problemas económicos. En el tercer puesto repite el terrorismo, que se anota un 19,4 por ciento de alusiones. La lista se completa, en este orden, con la inmigración (14,4 por ciento), la inseguridad ciudadana (13,1 por ciento) y las dificultades para el acceso a la vivienda (11,3 por ciento).
Situación económica "mala"
Por tanto, tres de cada cuatro españoles perciben la situación económica como "mala" o "muy mala". En marzo eran ya el 75 por ciento de los españoles los que veían "mal" (42,8 por ciento) o "muy mal" (32,2 por ciento) la coyuntura económica, mientras que sólo el 3,4 por ciento la definía como "buena" (3,2 por ciento) o "muy buena" (0,4 por ciento).
Estas cifras son muy parecidas a las que arrojó el barómetro anterior, aunque sí se registran algunos cambios en los pronósticos que hacen los españoles a un año vista.
En concreto, el 18,3 por ciento augura que la situación económica mejorará, un punto más que hace un mes, mientras que bajan los que creen que la crisis irá a peor, al pasar del 39,3 por ciento de febrero al 37,2 por ciento de marzo. El 36 por ciento restante pronostica que todo seguirá igual dentro de doce meses.