Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los parados sin prestación comienzan a cobrar la ayuda de 420 euros

El paro cae en 20.794 personas, su mejor dato desde 2004Cuatro
Los parados sin protección, ni rentas suficientes a los que se les haya reconocido la ayuda extraordinaria de 420 euros mensuales empezarán a cobrarla a partir de este jueves y durante un periodo máximo de seis meses.
De momento, y a la espera de que el próximo día 17 la norma sea convalidada en el Congreso, ya con los cambios acordados entre el PSOE y otros grupos, de estos 420 euros sólo pueden beneficiarse aquellos parados que han agotado prestaciones y subsidios desde el 1 de agosto y que no disponen de rentas suficientes.
Una vez sea convalidado el Real Decreto que regula esta ayuda, los 420 euros podrán ser solicitados por todos aquellos parados que no dispongan de ingresos suficientes y que se quedaron sin protección desde el 1 de enero.
De acuerdo con los datos que maneja el Ministerio de Trabajo e Inmigración, más de 26.000 personas han solicitado ya esta ayuda en las oficinas de los servicios públicos de empleo y la cifra va aumentando.
Aumenta la cobertura y la cantidad
La ampliación de la retroactividad de esta medida desde el 1 de agosto al 1 de enero fue acordada por el PSOE con la mayoría de Grupos de la Cámara. Con ello, el universo de beneficiarios de esta ayuda se ha elevado desde los 300.000 previstos inicialmente hasta más de 600.000, aunque los nuevos beneficiarios no podrán cobrar los 420 euros hasta primeros de noviembre.
Consecuentemente, también se ha duplicado el coste de la medida, de forma que a los 642 millones de euros iniciales que calculaba el Ejecutivo (aplicando la ayuda desde el 1 de agosto) hay que añadir ahora los 700 millones correspondientes al periodo enero-julio, lo que arroja un total de 1.342 millones de euros.
En principio, no se prorrogará
Pese a que el Gobierno ha accedido a mejorar la ayuda respecto a lo que se había aprobado inicialmente, en lo que no ha cedido es en la duración de este programa de ayudas, denominado Programa Temporal de Protección por Desempleo, que se mantiene en seis meses, aunque estará sujeto a prórrogas en función de las circunstancias económicas.
Eso sí, el Ejecutivo ha retirado el artículo que condicionaba el mantenimiento de este programa a la existencia de una tasa de paro del 17 por ciento o superior.
Aunque llegado el momento el programa decidiera prorrogarse, la ayuda en ningún caso superará el medio año, es decir, que los parados beneficiarios sólo recibirán los 420 euros durante seis meses y no más.
Otras formaciones proponen
Los sindicatos han celebrado las mejoras introducidas en el Congreso, pero siempre han apostado por que esta ayuda fuera totalmente universal, de manera que no dejara al margen a aquellos parados que agotaron prestaciones antes del 1 de enero de 2009.
De la misma opinión se han mostrado otros Grupos Parlamentarios, entre ellos UPyD, que este pasado miércoles registró una proposición no de ley en el Congreso que, a través de cambios en la Renta Activa de Inserción, garantizaría que todos los desempleados sin protección, con independencia de la fecha en la que se hubieran quedado sin ella, pudieran cobrar 420 euros mensuales y además hacerlo durante un periodo máximo de 11 meses.