Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paracetamol compite con el pescadito frito en Málaga

El turismo farmacéutico está en auge en la Costa del Sol. No sólo los hosteleros se frotan las manos cada vez que atraca un crucero en puerto. Junto al paseo en coche de caballos, la visita a la calle Larios y el museo Picasso, la farmacia se ha convertido en parada obligatoria para los turistas. Antiinflamatorios, medicinas para la tensión, el colesterol y la diabetes son lo más demandado porque cuestan hasta cinco veces menos aquí que en otros países de europa.