Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 20% de las pacientes con cáncer de mama no completan el tratamiento hormonal prescrito

Un estudio realizado en Suecia, y liderado por el investigador asociado de la Unidad MRC para la Salud y el Envejecimiento Vitalicio en University College London (Reino Unido), Wahyu Wulaningsih, ha alertado de que el 20 por ciento de las mujeres con cáncer de mama, especialmente las jóvenes, no completan el tratamiento hormonal prescrito.
Se trata de una terapia que evita las recaídas y mejora la supervivencia hasta en un 10 por ciento de las mujeres con cáncer de mama y receptores de estrógenos positivos, especialmente cuando se toma durante cinco o diez años. "Hay pruebas que muestran que no tomar este tratamiento puede empeorar la supervivencia", han avisado los investigadores.
En el trabajo se analizaron a 5.544 mujeres con cáncer de mama y con receptores de estrógenos positivos a las que habían prescrito la terapia endocrina hacía ya cinco años. La adherencia se calculó según los fármacos dispensados, por lo que las participantes fueron clasificadas como no adherentes cuando recibieron menos del 80 por ciento de los medicamentos necesarios durante cinco años.
En el análisis, los predictores independientes más fuertes de no adherencia fueron la edad más joven, uso previo de terapia hormonal, estado civil y estado socioeconómico. De esta forma, los científicos comprobaron que las menores de 50 años eran un 50 por ciento más propensas a ser no adherentes que las de 50 a 65 años, y, de hecho, el 5 por ciento de todos los casos no adherentes se atribuyeron a una edad más temprana.
Además, las mujeres que habían usado terapia hormonal sustitutiva tenían un 57 por ciento más de probabilidades de ser no adherentes que las que no lo habían hecho, mientras que las mujeres solteras tenían 33 por ciento más riesgo de no cumplir con el tratamiento y el 60 por ciento de las que estaban en situación de desempleo.
"Una proporción de las pacientes con cáncer de mama en edad reproductiva puede estar preocupada por el impacto que el tratamiento hormonal puede tener en la fertilidad, lo que puede explicar por qué son más propensas a dejar esta terapia. Por ello, creemos que hay que mejorar la información para las mujeres que han sido diagnosticadas de un cáncer de mama y quieren ser madres en un futuro", han recalcado los investigadores.