Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La derecha opositora obtiene una victoria aplastante en las elecciones de Bulgaria

Borisov gana en BulgariaReuters
El partido de los Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria, CDEB, en la oposición, ha obtenido una holgada victoria en las elecciones parlamentarias de este domingo al lograr un 44 por ciento de los votos, muy por delante del Partido Socialista, en el poder. Éstos últimos se quedan con el 18 por ciento de los sufragios, según los primeros resultados oficiales.
Así, el CDEB, de centro-derecha, desplazaría del poder al Partido Socialista con un margen muy superior al que auguraban las encuestas, que por término medio daban una ventaja de unos 11 puntos porcentuales a los conservadores. Los conservadores conseguirían entre 115 y 117 de los 240 escaños del Parlamento, mientras los socialistas tendrían entre 39 y 42 escaños.
La campaña ha transcurrido sin incidentes pero bajo la sombra de la compra de votos. Doce personas han sido detenidas en relación con esta ilegalidad. La campaña se ha visto marcada por las acusaciones mutuas lanzadas por los líderes de ambos partidos, Boiko Borisov y el primer ministro socialista, Sergei Stanishev, en el contexto de una difícil relación con la Unión Europea desde que comenzara a formar parte de ella en 2007.
La CDEB contra la corrupción y la recesión
La propia Comisión de la UE canceló el año pasado al Ejecutivo búlgaro millones de euros en ayudas como castigo por la incapacidad de las autoridades para contener la enorme corrupción desatada en el país, y en concreto, por la falta de transparencia en el manejo de créditos.
Estas negligencias se han convertido en el pilar central de la campaña del CDEB, que ha prometido iniciar una "limpia" en la administración, y al parecer ha tenido reflejo en los votos. Por la parte que corresponde a los socialistas, al cada vez menor apoyo popular del que gozan hay que añadir que también se encuentran políticamente muy debilitados, sobre todo después de que el Tribunal Supremo revocara su propuesta para una reforma electoral que habría impedido a los pequeños partidos gozar de oportunidad alguna de acceder al Parlamento.
Este lunes podrían comenzar las conversaciones para formar nuevo gobierno. La prioridad de los conservadores será luchar contra la corrupción y la recesión.