Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ola de atentados causa al menos 37 muertos en Irak

Irak vive una oleada de atentados con coches bomba. Al menos 37 personas han muerto este lunes y decenas ha resultado heridas a consecuencia de los seis coches bomba que han explosionado en Bagdad.
Las autoridades iraquíes y los militares estadounidenses consideran que se trata de un ataque coordinado de Al Qaeda. En total, 37 personas han perdido la vida tras estallar un total de seis coches-bomba en barrios suníes y chiíes de Bagdad y sus alrededores.
El primer coche bomba que ha estallado estaba situado en una zona comercial de Husseiniya, al norte de Bagdad. El atentado aparentemente iba dirigido contra un convoy del Ministerio del Interior.
En el segundo estallido, el automóvil se encontraba junto a un grupo de trabajadores de la construcción, en una céntrica calle de la capital. Más tarde, detonó otro coche bomba en el barrio bagdadí de Al Alawi.
El último estallido ha dejado al menos una decena de muertos y una treintena de heridos por el momento. El coche estaba aparcado cerca de en un popular mercado de Ciudad Sadr, un barrio de la capital.
Estos incidentes ocurren tan sólo una semana después de que el Gobierno ordenase el arresto en Bagdad de un grupo de milicianos suníes conocidos como los 'Concilios del Despertar' o 'Majalis al Sahwa', por lo que se cree que la ola de atentados que sufre la capital podría ser una venganza por la detención de uno de sus líderes.
El Ministerio del Interior no ha querido dar información de si están siendo una serie de atentados coordinados o si son una reacción ante los arrestos, que ya provocaron el pasado sábado enfrentamientos entre las fuerzas iraquíesy los seguidores del grupo suní.