Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ola de atentados en Pakistán deja al menos 24 muertos

Pakistán se encuentra en una de sus etapas más sangrientas desde que comenzase la oleada de ataques terroristas, pues al menos 24 personas han muerto en la última jornada. En uno de los últimos ataques, al menos ocho personas han fallecido en un atentado suicida contra las fuerzas aéreas en Islamabad, en el exterior del Complejo Aeronáutico de Kamra, a unos 75 kilómetros al noroeste de la capital.
Por otra parte, al menos 15 personas han resultado heridas en una explosión seguida de un tiroteo en las inmediaciones de un popular restaurante de las afueras de la ciudad paquistaní de Peshawar. Las primeras investigaciones han apuntado que se trató de un coche bomba, con entre 40 y 60 kilos de explosivo, cuya detonación ha causado graves desperfectos en diferentes infraestructuras.
Ola de ataques terroristas
Horas después se producía la explosión de una mina en la demarcación tribal de Mohmad causando 18 muertos, todos ellos miembros de una comitiva de boda. La explosión, una mina plantada por insurgentes, ha causado también heridas al menos a seis personas.
En la actualidad, Pakistán sufre una ola de atentados terroristas que ha causado la muerte de unas 200 personas en diversos puntos del país durante las últimas tres semanas. El Ejército pakistaní ha comenzado una operación militar a gran escala en la región tribal de Waziristán del Sur, principal feudo de la insurgencia talibán en Pakistán.