Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los obispos ven "inconstitucional" limitar la libertad religiosa

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino.Reuters
El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, ha considerado "inconstitucional" prohibir o limitar la libertad religiosa en relación con los casos de alumnas que acuden a las aulas con velo.
Martínez Camino ha precisado que los obispos españoles carecen de "una opinión" sobre este tipo de casos porque son "complejos" y necesitan de "una solución técnica".
Por otro lado, Martínez Camino ha considerado "una conclusión errónea" que se piense que los signos religiosos pertenecen al ámbito privado porque va "en contra de la Constitución". En este sentido, ha apuntado que "no se puede prohibir la libertad religiosa" y ha recomendado no "sacar las cosas de quicio e ir por una solución inconstitucional". "Que los signos religiosos pertenecen al ámbito privado es una solución que no se puede aceptar", ha concluido.
Casos de pederastia

Además, Juan Antonio Martínez Camino, ha manifestado que los casos de sacerdotes y religiosos pederastas son "escasísimos" en proporción con el número total de ministros, aunque todos "dolorosísimos y reprobables".
Durante la rueda de prensa con motivo de la conclusión de la XCV Asamblea Plenaria de la CEE, Camino ha reiterado las palabras del presidente del Episcopado, monseñor Antonio María Rouco Varela, el pasado lunes diciendo que "un solo caso ya es demasiado". "Las estadísticas no justifican el delito y pecado gravísimos".
En cualquier caso, ha reivindicado que "no se puede hacer uso de las estadísticas para dar a entender que se trata de un problema generalizado entre los sacerdotes, los religiosos y la Iglesia".