Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La obesidad en la adolescencia aumenta el riesgo de sufrir cáncer en la edad adulta

Los varones que son obesos en la adolescencia tienen más riesgo de sufrir cáncer cuando son mayores, según un estudio realizado en Reino Unido. Los científicos del Consejo de Investigaciones Médicas afirman que los hombres obesos con 18 años tienen un 35% más de probabilidad de morir de cáncer que los que tienen un peso más saludable.
Los científicos del Consejo de Investigación Médica aseguran que el mayor índice de masa corporal se relaciona con distintos tipos de cáncer que se desarrollan en la edad adulta. Según informa el diario Daily Mail, además, la pérdida de peso en la mediana edad no reduce este riesgo adicional de padecer cáncer de pulmón, piel, riñón o próstata.
Según el citado diario, el doctor Gray, responsable de la investigación, asegura que es la primera vez que se estudia el impacto de la obesidad temprana sobre el riesgo de padecer cáncer posteriormente. "Es muy interesante saber que un mayor IMC a los 18 años conduce a un mayor riesgo de cáncer en la edad madura", explica, "el mensaje aquí es muy claro: mantener un peso saludable puede reducir significativamente sus probabilidades de desarrollar cáncer".
El estudio de los investigadores del Consejo de Investigación Médica, en colaboración con el University College de Londres y la Escuela de Salud Pública de Harvard, Boston, analiza los registros médicos de 19.593 hombres que asistieron a la Universidad de Harvard entre 1916 y 1950.
Los científicos encontraron que los hombres que tenían mayor índice de masa corporal a los 18 años tenían un 35% más de probabilidades de morir de cáncer que aquellos con menor índice de masa corporal. Además, el vínculo entre los adolescentes con sobrepeso y la enfermedad fue particularmente fuerte en casos de cáncer de pulmón, piel, esófago, riñón, vejiga, próstata y cáncer testicular.
Aunque las investigaciones sólo han estudiado la relación en los hombres parece que las mujeres tienden a correr un riesgo similar, según el doctor Gray.